Real Academia Hispano Americana

Agustín Rosety glosa la “epopeya del general Morillo” en Colombia y Venezuela

  • El general de brigada ensalza en su ingreso en la Real Academia Hispano Americana al militar español que combatió a Bolívar

Agustín Rosety, durante su discurso de ingreso en la Real Academia Hispano Americana. Agustín Rosety, durante su discurso de ingreso en la Real Academia Hispano Americana.

Agustín Rosety, durante su discurso de ingreso en la Real Academia Hispano Americana. / Joaquín Hernández Kiki

El general de brigada del Cuerpo de Infantería, Agustín Rosety Fernández de Castro, fue recibido ayer por la Real Academia Hispano Americana de Ciencias, Artes y Letras como académico de número en una sesión solemne y pública que se celebró en el Palacio Provincial. Bajo el título El general Morillo y su Ejército de Tierra Firme (1815-1820). Un testimonio histórico de patriotismo y lealtad, Agustín Rosety relató, en sus propias palabras, “la epopeya que él y sus hombres protagonizaron en aquellas aún salvajes tierras americanas”.

"Partió de Cádiz con 10.000 hombres para pacificar Nueva Granada y Caracas"

“En 1815 partió de Cádiz una gran expedición al mando del general don Pablo Morillo y Morillo –recordó el nuevo académico– con la misión de pacificar las tierras del antiguo Virreinato de Nueva Granada y de la Capitanía General de Caracas, una vez derrotadas sucesivamente la I y la II República en Venezuela por los jefes realistas Domingo de Monteverde y José Tomás de Boves”.

“El Ejército de Tierra Firme –como se denominó la fuerza expedicionaria– se constituyó sobre la base de seis regimientos de Infantería y dos de Caballería, con apoyo de Artillería e Ingenieros, alcanzando unos efectivos de más de 10.000 hombres. Embarcó en casi cincuenta buques de transporte, escoltados por una escuadra de seis buques de guerra bajo el mando del brigadier de la Armada D. Pascual Enrile, que izó su insignia en el San Pedro de Alcántara”.

Tras examinar el marco histórico de España y la América Hispana después el regreso del exilio de Fernando VII –obstinado en hacer retroceder el curso de la Historia– el discurso se centró en las cinco campañas conducidas por Morillo entre 1815 y 1819, primero en Nueva Granada, actual Colombia, y luego en Venezuela.

"Llegó a derrotar al Libertador, pero no pudo impedir la caída del Virreinato"

“El general conquistó Cartagena y Bogotá, y llegó a derrotar a Bolívar en la batalla de La Puerta, en Los Llanos de Venezuela”, pero “finalmente, se vería desbordado por la maniobra estratégica del Libertador, que cruzó los Andes para amenazar directamente Bogotá, sin que el Ejército de Tierra Firme, exhausto sin apenas sostenimiento desde la Península en aquellos cinco largos años, pudiese impedir la caída de la capital del Virreinato a las puertas del Trienio Liberal”.

“El capitán Mercado, historiador militar colombiano, expresa su admiración ante unas hazañas que ‘sorprenden y maravillan… porque no pueden explicarse como se explican por el pasmo ante lo desconocido las fantásticas aventuras de los Corteses y Pizarros”, cita y corrobora el general Rosety, para quien “aquellos ‘otros’ patriotas merecen un homenaje de gratitud, siendo como fueron las suyas las últimas banderas que por España se enarbolaron en el continente americano”.

"Más del 90% de sus hombres perdieron sus vidas por enfermedades tropicales"

“Al frente de su Ejército, Pablo Morillo se enfrentó a Bolívar denodadamente como un verdadero caudillo”, dijo. “Volvería físicamente maltrecho y, a pesar de sus triunfos, con la amargura de una derrota que no había merecido; pero acaso pesase más en su alma de soldado volver sin su Ejército”. Más del 90% de los hombres que con él habían partido de Cádiz perdieron sus vidas, la mayoría víctimas de enfermedades endémicas de las ciénagas tropicales.

Su figura heroica, sin embargo, ha sido asociada en América con la represión realista, inevitable dado el carácter civil que las guerras de emancipación americana tuvieron”, reconoció el general. “Biógrafos, sin embargo, como Sevilla, Rodríguez Villa y, recientemente, Gonzalo Quintero, han salido al paso de opiniones tan severas, trayendo a primer plano el conocimiento de aquellas duras campañas campañas”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios