Coronavirus en Cádiz

Adicción al alcohol, a las drogas y los suicidios: el covid pasa factura a los médicos

  • La incertidumbre, miedo al contagio, protocolos cambiantes, dilemas éticos, muertes y agotamiento físico y psíquico entre estos profesionales sanitarios han afectado a su salud mental durante la pandemia

Los médicos han epresado en varias ocasiones la situación de estrés que viven y han vivido a consecuencias del covid.

Los médicos han epresado en varias ocasiones la situación de estrés que viven y han vivido a consecuencias del covid. / Jesús Marín (Cádiz)

A expensas de que desde el Colegio Médico de Cádiz se ofrezcan en fechas próximas datos provinciales, la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC) ha presentado este jueves unos datos que revelan  que la incertidumbre, el miedo al contagio, la existencia de protocolos demasiados cambiantes, los dilemas éticos a los que se han tenido que enfrentar los médicos, las muertes de los pacientes o incluso de compañeros de profesión del entorno más inmediato, así como la fatiga crónica, también conocida como síndrome del trabajador quemado (burnout) han sido algunas de las consecuencias que ha afectado de manera seria a la salud mental de los médicos durante y después de la pandemia del coronavirus.

Prueba de ello es el aumento de casi un 37% de los profesionales de la medicina que han sido atendidos en el Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) en los dos últimos años.

Precisamente este tema centrará la celebración del IX Congreso del PAIME III Encuentro Latinoamericano, que tendrá lugar en Cádiz los días 3, 4 y 5 de noviembre.

La presentación ha contado con la participación de Tomás Cobo, presidente de la FPSOMC y Coordinadora Nacional del PAIME; el doctor Gaspar Garrote, secretario general del Colegio de Médicos de Cádiz y anfitrión del Congreso; y Nina Mielgo, directora técnica de la FPSOMC.

Y fue la doctora Manuel García Romero la que presentó los datos más relevantes del informe PAIME, que se elabora y se presenta cada dos años con todos los datos que aportan los responsables colegiales de este programa para conocer el estado actual de la atención a la salud del médico desde el PAIME.

Este informe, que maneja datos registrados referentes a 2019 y 2020, refleja que el trastorno mental ha sido el principal motivo de ingreso en el PAIME con un incremento de más de dos puntos (76,8%) mientras que la patología adictiva representa un 13,5%, de los cuales el 66% es abuso del alcohol y un 34% otros tóxicos y consumo de anfetaminas, benzodiacepinas, cocaína, codeína, metilfenidato, opiáceos y psicofármacos. A esto se suman ciertas especialidades, tales como Anestesiología, que han desarrollado debido al estrés ocasionado por el covid una cierta inclinación, en casos muy contados, hacia el suicidio, dados sus conocimientos sobre los productos farmacológicos que puede causar una muerte rápida e indolora.

Otras de las preocupaciones que refleja el informe presentado este jueves desde la Fundación para la Protección Social de la Organización Médica Colegial (FPSOMC) es que el número de médicos que ha tenido que acudir al Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (PAIME) es la preocupación existente por la incidencia de este tipo de trastornos en profesionales menores de 30 años

Así, por edad, el informe destaca que, a pesar de que el mayor número de casos se encuentran entre los 51 y los 60 años (25,7%), si se hace referencia a la coligación susceptible, es decir, a la que se encuentra en activo en ese rango de edad, los datos muestran una realidad que preocupa porque el mayor número de casos se encontraría entre los menos de 30 años.

En cuanto al sexo, el porcentaje de médicas afectadas por problemas de salud mental y/o adicciones representa un 60%, lo que representa un porcentaje muy por encima del de los hombres. Desde la fundación justifican esta diferencia en el hecho de que las mujeres se muestran más decididas a la hora de acudir a programas como el PAIME sin miedo a la estigmatización tanto de sus familiares como de los profesionales de su propio entorno.

Otro dato que resulta curioso y que se tratará igualmente a lo largo del IX Congreso del PAIME III, que tendrá lugar en Cádiz a lo largo de la semana que viene, es que la especialidad con mayor número de casos en el programa es Medicina Familiar y Comunitaria y Urgencias, seguido de anestesistas, pediatras y psiquiatras. Sin embargo, en la exposición hecha este jueves a través de videoconferencia, si lo referimos a la población susceptible, el panorama cambia, siendo Anestesiología y Psiquiatría las especialidades con mayor vulnerabilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios