Colegios| Cádiz Acusan al delegado de Educación de no querer dialogar con los padres

  • La Flampa y la Coordinadora de la Escuela Pública ya preparan movilizaciones

  • Insisten en que la supresión de líneas “es el desmatelamiento de la enseñanza pública”

Madres, padres, alumnos y alumnas protestan por la eliminación de dos grupos en el colegio público La Inmaculada, de Cádiz. Madres, padres, alumnos y alumnas protestan por la eliminación de dos grupos en el colegio público La Inmaculada, de Cádiz.

Madres, padres, alumnos y alumnas protestan por la eliminación de dos grupos en el colegio público La Inmaculada, de Cádiz. / Jesús Marín

La comunidad educativa de Cádiz ha salido al paso de las últimas declaraciones del delegado territorial de Igualdad, Educación y Deporte, Miguel Andreu, sobre el proceso de escolarización de cara al próximo curso 2019-2020 y acerca de la eliminación de grupos, líneas o unidades en los colegios públicos.

Andreu atribuyó el cierre de líneas a la caída de la tasa de natalidad y aseguró que la Consejería ha minimizado su impacto porque ante el descenso de la matriculación en casi 5.800 alumnos en Infantil y Primaria, sólo ha eliminado  53 líneas cuando podrían haber sido unos 200 los grupos o clases suprimidos. El delegado llegó a decir que muchos padres estaban “desinformados” o “mal informados”

Así, la Federación Local de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Flampa) y la Coordinadora de la Escuela Pública han puesto el foco, a través de un comunicado, “en la errática y dudosa gestión que el nuevo titular de la Delegación Territorial de Educación ha hecho del proceso de escolarización, que ya hemos venido denunciando por no respetar los tiempos ni la forma además de no respetar la demanda de las familias”.

“Denunciarlas públicamente y no ser complacientes con el evidente desmantelamiento de la educación pública que está siguiendo esta consejería es, a juicio del señor Andreu, estar mal informado o desinformado”, argumentan en el escrito.

“Una epidemia de desinformación que debe estar afectando a toda Andalucía, ya que somos muchas familias que en distintas provincias estamos alertando del cierre indiscriminado de unidades públicas”, añaden. “Y no sólo las familias, también los sindicatos docentes. ¿Están también desinformados? Si al delegado y la consejería les preocupan las familias, que se sienten con nosotras y que hagan un ejercicio de transparencia”.

"Montó una pantomima para no decirnos nada"

Desde la Flampa afirman que “el delegado no ha sabido ni querido dialogar con la comunidad educativa de la escuela pública en ningún momento. Nos ha dado largas en todo momento y cuando nos ha recibido ha sido para montar una pantomima y no decirnos absolutamente nada”.

“Resulta paradójico que hayamos encontrado más voluntad de diálogo y suma en una sola visita a su grupo parlamentario, la pasada semana”, agregan.

Las dos organizaciones adelantan que esta semana volverán al Parlamento andaluz y que acordarán un calendario de movilizaciones y acciones. “Vamos a seguir reclamando que se blinde la educación pública porque no nos fiamos de la Consejería. Y vamos a seguir defendiendo en las instituciones o en las calles lo que se ningunea en los despachos. Con la escuela pública no se comercia”, aseveran.

La Flampa y la coordinadora recuerdan que “la educación pública es uno de los pilares de nuestra democracia y la democracia se defiende desde lo público y hacia lo público. Se defiende respetando la inteligencia de la ciudadanía. Y si el señor Andreu no lo comparte o no lo entiende, que rectifique inmediatamente o que dimita”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios