Ayuntamiento de Cádiz Acuerdos contradictorios respecto al Carranza

  • PP y Cs piden al equipo de gobierno que cumplan el acuerdo de octubre de 2020, que puede entenderse tumbado por otro logrado en abril gracias al PSOE

Cartel con la denominación actual del Estadio, en la fachada del edificio municipal.

Cartel con la denominación actual del Estadio, en la fachada del edificio municipal. / Julio González

En octubre el Pleno del Ayuntamiento acuerda paralizar el cambio de nombre del estadio Ramón de Carranza hasta que la ciudad no cuente con una ordenanza específica que regule el procedimiento a seguir cada vez que se quiera cambiar el nombre de una calle, plaza, paseo, o avenida (así como algún equipamiento de propiedad municipal, que la oposición asegura que también se incluyó en la propuesta aunque el equipo de gobierno lo olvide en sus valoraciones). En esas fechas, el proceso para dotar de ese nuevo nombre está en marcha, hasta que las denuncias presentadas a la Agencia Nacional de Protección de Datos y al Consejo de Transparencia y Protección de Datos de Andalucía acaban con la paralización por incumplimiento de las normas actuales. Y este mes de junio, el Ayuntamiento opta por retomar ese procedimiento, ante las críticas de una oposición que recuerda el acuerdo plenario de octubre. PP y Ciudadanos señalan a Adelante Cádiz por lo que consideran un sistemático incumplimiento de los acuerdos que adopta el Pleno. Pero, ¿realmente está haciendo eso el equipo de gobierno, o cuenta Kichi y su equipo con vía libre para llevar adelante este segundo intento de proceso participativo?

La clave en relación al segundo procedimiento para seleccionar el nuevo nombre del estadio Carranza puede radicar en un pleno reciente, celebrado el pasado mes de abril. A ese debate presentaba el Partido Popular una moción que instaba de nuevo a cumplir con el acuerdo de octubre de 2020; es decir, a no alterar el nombre del Estadio hasta que la ciudad no cuente con una ordenanza de nomenclator (además de plantear la creación de una comisión de investigación que aclarara por qué se había incumplido la Ley de Protección de Datos). “El pasado viernes (16 de abril de 2021) el concejal de Memoria Democrática señaló ante los medios de comunicación que reanudará el proceso de elección de nombre para el Estadio Municipal Ramón de Carranza. No obstante, el Pleno de este Ayuntamiento acordó el pasado 30 de octubre suspender el proceso iniciado de cambio de la denominación del Nuevo Estadio Ramón de Carranza hasta tanto no resulte aprobada la nueva Ordenanza reguladora de Nomenclátor”, recordaba entonces el PP, lamentando “que en Cádiz haya que recordar periódicamente a un equipo de gobierno su obligación de cumplir los acuerdos plenarios, y aún tener que recordarle que, si por cualquier motivo no puede cumplir los acuerdos plenarios, lo que no puede en modo alguno es aprobar medidas ejecutivas que, directamente, van en contra de lo acordado por el Pleno”.

La moción, como otras veces le ha pasado ya al grupo popular en el Consistorio, se le volvió en contra. Y todo a raíz de una enmienda de sustitución que presentó el equipo de gobierno, relativa a que el Ayuntamiento “continúe aplicando la Ley de Memoria Histórica y la Ley de Memoria Democrática de Andalucía procediendo a la retirada de la simbología y callejero franquista de la ciudad”, además de aprovechar la ocasión para solicitar mayores partidas presupuestarias para la exhumación de posibles víctimas del Franquismo.

En el debate de aquel pleno de hace dos meses, fue finalmente la propuesta de Adelante Cádiz la que se impuso, gracias al apoyo de los cinco concejales del PSOE que votaron a favor de su enmienda (que sustituía a la presentada por el PP). Por tanto, el acuerdo era el de hacer cumplir la Ley de Memoria Histórica frente al de hacer cumplir el acuerdo plenario de octubre de 2020, precisamente acuerdo propuesto por el PSOE, para que el cambio de nombre del Estadio quedara paralizado hasta dotar a la ciudad de esa ordenanza de nomenclator sobre la que nada se sabe a día de hoy.

Un acuerdo sobre el otro, una moción de apoyo a la presentada meses antes por el PSOE que el propio PSOE tumba en favor de otra moción contradictaria dejan en el aire las críticas vertidas estos días por la oposición respecto al incumplimiento de lo que aprueba el Pleno municipal. Y es que se hace difícil dirimir si el equipo de gobierno incumple el acuerdo adoptado en octubre de 2020, o si lo que hace es ejecutar el acuerdo adoptado en abril de 2021. Acuerdos contradictorios en los que se aprecia una única constante: el apoyo del PSOE a lo uno (paralizar el proceso de cambio de nombre del Estadio) y a lo otro (hacer cumplir la ley de Memoria Histórica, que es lo que esgrime el equipo de gobierno para cambiar ese nombre de Ramón de Carranza).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios