Memoria histórica

Las claves para la votación del cambio de nombre del Estadio Carranza

  • El Ayuntamiento inicia este lunes el período de votaciones de una semana con un trabajo previo para aumentar la protección de datos personales

  • Podrán votar los mayores de 18 años y que estén empadronados en la ciudad y en el proceso solo tendrán que dar su DNI y la fecha de nacimiento 

Fachada del todavía denominado Estadio Carranza.

Fachada del todavía denominado Estadio Carranza. / Lourdes de Vicente

El segundo intento para la votación para elegir un nuevo nombre para el todavía denominado Estadio Carranza se iniciará el lunes a las nueve de la mañana, cuando desde el ayuntamiento gaditano se abra el período de elección hasta el domingo 20 a las nueve de la noche. Para ello, se habilitará un formulario en la web de Transparencia (https://transparencia.cadiz.es/nombre-estadio/)

Las candidaturas van a ser las ocho mismas que se propusieron hace unos meses cuando el proceso de elección finalmente tuvo que suspenderse una vez que se había realizado por las denuncias que se presentaron por vulneración de la Ley de Protección de Datos,  aunque todavía no se ha producido un dictamen al respecto. De este modo, los nombres que habían sido seleccionado previamente por una comisión nombrada por el ayuntamiento para tal efecto son Tacita de Plata, Bahía de Cádiz, Nuevo Mirandilla, Gadir, Ciudad de Cádiz, Gades, De la Laguna y La Pepa.

Con ello, el Ayuntamiento de Cádiz lo que quiere es eliminar el nombre de Ramón de Carranza, ya que entiende que vulnera la Ley de Memoria Histórica al participar el ex alcalde gaditano en la represión posterior al golpe de Estado de 1936.

Sin embargo, para este segundo intento hay algunas diferencias, tanto en lo que son los preparativos y los pasos que se han dado para no incurrir en ningún problema legal, como también en la manera de votar. Si en el anterior proceso se podía votar hasta tres nombres en los que dependía el orden que se pusiera, en el que se iniciará este lunes sólo se podrá hacer con uno de ellos.

Otra de las diferencias es que para salvaguardar la protección de datos, tal y como explica el teniente de alcalde de Nuevas tecnologías entre otras responsabilidades, Demetrio Quirós, sólo se van a pedir la fecha de nacimiento y el número de DNI, ni siquiera el nombre. De esta manera, será posteriormente y una vez que se hayan acabado las votaciones,cuando el padrón irá cruzando todos los datos para validar los votos.

Otra diferencia es que anteriormente una persona podía votar todas las veces que quisiera, aunque sólo resultaba válida la última de ellas, mientras que ahora, una vez que se lleve a cabo la votación, no se podrá realizar otra. Esto también puede evitar la repetición de votos de manera masiva como ocurrió hace meses para tratar de generar miles de ellos y bloquear todo el proceso a la hora de poder validarlos.

A nivel interno una de las claves ha sido la de pilotar todo el proceso con la persona responsable de todo lo referido en la protección de datos en el Ayuntamiento para contar con todos los parabienes y que, en caso de que haya alguna denuncia como ocurrió en la anterior ocasión, no haya ningún resquicio legal para ello.

Este es un tema que ha sido pilotada por cuatro concejalías, la de Coordinación y Nuevas Tecnologías, que están bajo el paraguas de Demetrio Quirós; la de Participación Ciudadana con Rocío Sáez; y la de Memoria Democrática, de Martín Vila, que ha sido uno de los concejales que ha mostrado mayor interés en que saliera esta propuesta adelante al contravenir la ley el nombre que tiene actualmente.

Demetrio Quirós dejó claro que una vez que acaben la votaciones el domingo de la semana que viene, se abrirá el plazo para validar todos los datos y partir de ahí ya se podrá conocer el nombre que tendrá a partir de ahora el nuevo estadio municipal el 24 de junio, que desde que se inaugurara en 1955 no ha cambiado su denominación. El objetivo final es que para la próxima temporada con el equipo en la Primera División un año más, ya tenga el nuevo nombre surgido de este proceso participativo que tendrá como único requisito que la persona que vote esté empadronado en la capital gaditana y sea mayor de 18 años.

Este proceso no ha sido nada fácil ya que ha tenido contestación por parte de algunos aficionados, que incluso llegaron a montar una plataforma para que el estadio se denominara Carranza a secas. De hecho, de ella partieron los recursos que tumbaron la primera parte de proceso.

A ello se le unió también cómo se había llevado todo el trámite, ya que entendían que se habían cambiado las reglas del juego sobre la marcha. Lo primero que hizo el equipo de Gobierno fue crear una comisión con la participación de varios concejales y colectivos para acto seguido pedir a los gaditanos que hicieran propuestas sobre posibles nombres. Lo curioso es que las dos opciones más votadas, con mucha diferencia sobre el resto, fueron las de Ramón de Carranza y Carranza, mientras que la tercera y la cuarto fueron las estrambóticas Francisco Franco y Santiago Abascal.

Esto dio lugar a que la comisión anunciara en ese momento que no se iban a permitir nombres propios de personas para que el nuevo nombre resistiera mejor el paso del tiempo, por lo que quedaron finalmente las ocho propuestas que finalmente salieron a votación.

Entretanto, el PP anunciaba que cuando volviera al poder en el Ayuntamiento, le devolvería el nombre original al estadio. Y por otro lado, el Pleno aprobó una propuesta de Ciudadanos en la que pedía que se paralizara el proceso a la que fue añadida otra del PSOE en la que todos los cambios de nombres de calles y equipamientos quedaran paralizados hasta que no se llevara a cabo una ordenanza de nomenclátor. Pese a que fue aprobada, el equipo de Gobierno, una vez que tuvo que suspender el primer intento, ahora ha tratado de perfeccionar el sistema para que ya se pueda hacer la votación ciudadana en segunda instancia y que el Estadio Ramón de Carranza se llame de otra manera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios