La obra más representativa del pintor Fermín García Villaescusa

  • La sala de exposiciones de la Fundación Cajasol acoge una veintena de piezas del jerezano

Uno de los patios del pintor Fermín García Villaescusa. Uno de los patios del pintor Fermín García Villaescusa.

Uno de los patios del pintor Fermín García Villaescusa. / jesús marín

La veteranía del pintor jerezano Fermín García Villaescusa habla por sí sola en la obra que presenta en la sala de exposiciones de la Fundación Cajasol. Una veintena de piezas en las que narra pictóricamente lo más representativo de su producción, que en los últimos años se ha debatido entre las marinas, los patios de las casas y el retrato, con los que el pintor se presentó oficialmente en Cádiz de la mano de Ignacio Casas de Ciria, en un acto al que acudió más de un centenar de personas.

En el recorrido se observan así desde los patios de Andalucía Occidental, "fundamentalmente de mi provincia, Cádiz", en los que trabajó durante una etapa anterior de más de cinco años y que ya tocó a su fin, al menos de momento. Porque Fermín García Villescusa es de esos pintores experimentales, inquietos, que necesitan quemar etapas como parte natural de la propia esencia artística. "Un artista debe estar en constante búsqueda porque de lo contrario, sería un artesano", explicaba. Así se pueden ver frondosos y elegantes patios de casas típicas andaluzas, algunos de Cádiz, El Puerto, su Jerez natal y Sevilla, cuya exquisita manufactura invita a descubrir cada uno de sus recovecos. También ofrece una serie de marinas, a las que ha regresado después de un tiempo, "pues he sido siempre un gran marinista", a sugerencia de su madre, "que es mi mejor consejera". Así que García Villaescusa se ha lanzado de nuevo a las costas de nuestras playas, las de Cortadura en Cádiz, la playa del Boquerón en San Fernando, la Barrosa en Chiclana... en un proceso que no ha hecho más que comenzar, "ya que en verano, cuando haga mejor tiempo, continuaré pintando".

A lo largo del recorrido presenta patios de casas, paisajes marinistas y retratos

Por último, el creador exhibe su faceta retratística, en la que muestra su vertiente más experimental e investigadora. Retratos de su familia, su hijo de ocho años, de su madre, y de él mismo, con autorretratos en los que incide en la gran gestualidad que manifiesta, como en el que aparece vestido de torero. "En homenaje a un amigo y no porque sea un ególatra, sino porque pruebo el desarrollo plástico en mi persona, sin la presión de contentar al cliente en los parecidos". Por eso aprovecha y cambia fondos, tonalidades, texturas... hasta dar con el resultado deseado.

Una obra, una producción en continuo movimiento, que recientemente ha sumado dos nuevos premios nacionales -en Álora y Antequera- a la docena que atesora este experimentado autor que lleva más de 35 años en la profesión y 8 dedicándose en exclusiva y viviendo de la misma, que no es poco.

La muestra contará con visitas guiadas, previa reserva en fundacioncadiz@cajasol.com.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios