El pintor portuense Francisco Arniz muestra parte de su antología taurina en la Plaza Real

  • La exposición se puede visitar hasta final de mes y es una recopilación de sus trabajos entre 1998 y 2013

Que Francisco Arniz tiene una sensibilidad especial para retratar el mundo de los toros es indudable. Algo debe llevar impreso en los genes, ya que su abuelo Antonio fue novillero y toreó en el coso portuense allá por el año 1911, con el entonces suegro y primer apoderado de Rafael de Paula, Bernardo Muñoz El Carnicerito. El pintor portuense ha vuelto a mostrar parte de su obra en una exposición antológica que recoge un total de 37 obras pintadas entre los años 1998 y 2013, la mayoría de ellas plumillas pero también témperas, todas de temática taurina. La muestra se podrá visitar en la sala de exposiciones de la Plaza Real hasta el próximo día 31 de este mes y en ella se pueden encontrar retratos de primeras figuras del toreo, escenas que reproducen la lidia en la plaza o distintas imágenes que tienen como protagonista al toro bravo.

Arniz nunca ha dejado de cultivar la temática taurina en sus obras, si bien su trayectoria es mucho más amplia y fronteriza también con la literatura. Este artista nacido en El Puerto en el año 1952 llegó al mundo el mismo día que su admirado Juan Lara, con el que luego el destino quiso que colaborara firmando el prólogo del libro que publicó el pintor. Y es que Paco siempre ha sido un gran aficionado a la pintura y un valedor de los pintores portuenses, siendo todo un experto en la obra de artistas como Eulogio Varela, Enrique Ochoa, Manolo Prieto, Francisco Lameyer, Juan Miguel Sánchez Fernández, Serny o el propio Juan Lara.

Inquieto desde su juventud, en los años 70 emigró a Barcelona donde trabajó como crítico de arte y organizador de exposiciones como la que le dedicó a su paisano Rafael Alberti, al que homenajeó también con la antología poética Del corazón de mi pueblo.

De regreso a su ciudad natal, ya en los años 80, fue uno de los impulsores de la creación en El Puerto de un museo municipal, logrando que la familia de Eulogio Varela donara a la ciudad 44 cuadros, que por cierto todavía siguen sin estar expuestos en la esperada pinacoteca municipal, que en su día se iba a instalar en el Palacio de Valdivieso gracias a un fono "finalista" estatal y de la que nunca más se supo, ya que el gobierno municipal de entonces prefirió utilizar el edificio como sede de Urbanismo.

Arniz fue además presidente de la Academia de Bellas Artes Santa Cecilia durante doce años, fue concejal durante cuatro años y autor del cartel anunciador de la Feria de El Puerto en el año 1996. Un largo e interesante currículum el de este portuense ahora afincado en Chiclana, aunque siempre pendiente de lo que ocurre en su ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios