Literatura

Las otras letras del Carnaval

  • La fiesta patria gaditana inspira a novelistas y estudiosos. En los últimos años, el terreno de la ficción también se siembra de papelillos.

Varios de los libros editados en torno al Carnaval Varios de los libros editados en torno al Carnaval

Varios de los libros editados en torno al Carnaval / R.D

Pocas fiestas del mundo están tan ligadas al lápiz y el papel como el Carnaval de Cádiz. La historia de una ciudad y de lo que a sus ciudadanos les importa (a veces para reír, a veces para llorar) están registradas en los versos de las coplas que vuelan desde un escenario o que se regalan en los adoquines de las calles. Las letras del Carnaval nos cuentan desnudándonos (consciente o inconscientemente) como pueblo, con nuestras filias y nuestras fobias; y cuentan (cada año de forma más insistente) el propio desarrollo del carnaval, con sus luces y sus sombras. Todo un trabajo de campo listo para procesar y útil para cualquier astuto investigador. O escritor. Pero será por este aire caribeño, que en Cádiz todo pasa más lento, hasta las ideas, aunque afortunadamente el filón del Carnaval como material para la ficción ha comenzado a despuntar.

Quizás fue Fernando Macías uno de los primeros autores en percatarse "de todo lo que puede dar de sí" el universo carnavalesco en la literatura. El creador de El asesino de comparsistas no dudó en apostar por la novela negra y fantasear sobre "las zonas oscuras", sobre "lo que no se ve", de la fiesta. "De todas formas, reconozco que en mi caso yo no podría escribir algo sobre de Cádiz sin el Carnaval pues no concibo la ciudad sin esa fiesta. Es complicado imaginarme a alguien paseando por Cádiz sin que esté escuchando Carnaval, sin un pasodoble de fondo... Para mí son inseparables", confiesa.

El éxito (más de 5.000 ejemplares vendidos) de su primera novela le llevó a escribir la secuela, El asesino de comparsistas 2, que ya lleva casi 3.000 copias despachadas, y una tercera entrega, "para cerrar la trilogía", que "quisiera publicar antes de que termine el año" y que podría titularse "El final del popurrí o La última cuarteta... Ahí ando, dándole vueltas", adelanta el escritor que también ha sacado a la luz la obra romántica Yo me enamoré de ti por culpa de los carnavales (también casi 3.000 ejemplares vendidos) y que el próximo 23 de febrero en el café teatro Pay Pay presentará MicroCádiz. Microcuentos por Cádiz y su carnaval, un libro que recoge mirocuentos y tuits con el carnaval como referencia tanto propios como de la murciana y aficionada al carnaval gaditano Cristina Gómez del Álamo.

Y aunque Macías ha sido pionero al embarcar al carnaval en la novela negra, ya en 1992 el desaparecido escritor Ventura Pazos exploró en las relaciones entre literatura y la fiesta patria gaditana en Cuentos de Carnaval donde narraba las peripecias de seis personajes en una de las noches grandes de la semana.

Pero por encima de cualquier otro género y estilo, la novela, en general, y la novela negra, en particular, parece que es la que ha enganchado a los escritores quizás porque es la que ha consquistado a los lectores, en vistas del éxito de Macías. Así,en estos últimos años también se han publicado ficciones como la del isleño Paco Sánchez Sampalo, La maldición de los duros antiguos, una novela de misterio, crimen e intrigas sentimentales e históricas que transcurre durante el Carnaval gaditano con un periodista como protagonista; o la más reciente novela Carne de Carnaval, del gaditano David Monthiel, donde el detective Rafael Bechiarelli tendrá que enfrentarse a un crimen y a todo un ecosistema carnavalero.

Un universo en el que no sólo viven posibles personajes y tramas para futuras ficciones sino también del que también surgen creadores. Desde dentro, desde el centro, casi podríamos decir, Juan Carlos Aragón, que ya ha coqueteado con el ensayo y la poesía, se lanza también a los brazos de la novela pero, eso sí, desmarcándose del thriller para escribir una obra que roza lo documental. Y es que El pasodoble interminable, así se titula, contiene "las dosis necesarias de ficción" para narrar "la experiencia real de la formación de su comparsa 'Los peregrinos", según ha trascendido en la sinopsis promocional del libro que se presentará en el hall del Gran Teatro Falla el 23 de febrero.

Fuera de la ficción, las publicaciones sobre Carnaval aumentan. Así, Anecdotario del Carnaval gaditano, de Agustín González Chimenea, Entre lo divino y lo humano, de Antonio Martínez Ares, El Carnaval sin apellidos o El Carnaval sin nombre, de Juan Carlos Aragón, son algunas de las obras que se enmarcan o rozan la biografía, mientras que El tipo en el Carnaval de Cádiz, de Ana Barceló, o El Carnaval secuestrado, de Alberto Ramos, son dos muestras de los varios ensayos publicados sobre el Carnaval a los que se acaba de sumar El carnaval de las coplas, un arte de Cádiz un estudio realizado por María Luisa Páramo (La Solana, Ciudad Real) donde las coplas de Carnaval, tanto las de las agrupaciones callejeras como las del teatro, se abordan como un género artístico de tipo escénico, literario y musical .

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios