El tiempo

El verano de 2022 será especialmente caluroso en la provincia de Cádiz

  • Tras un fin de semana con temperaturas altas, la tónica será la misma con valores que pasarán de los 25 grados

Una playa gaditana, repleta de bañistas.

Una playa gaditana, repleta de bañistas.

Este fin de semana el verano ha hecho acto de presencia en pleno mes de mayo con temperaturas que han sobrepasado los 25 grados en la mayor parte de la provincia. El viento de levante, que este domingo saltó aunque de forma moderada, ha contribuido a agrandar esta sensación de calor que se mantendrá a lo largo de la semana.

Estos valores tan altos parecen ser la tónica que imperará durante las próximas semanas, ya que se esperan pocos días de lluvia o frío hasta la llegada oficial del verano. El estío se prevé especialmente cálido y seco en España y aún más en Andalucía. Según José Miguel Viñas, meteorólogo de Meteored, este 2022 “todo apunta a un cambio de patrón meteorológico que será duradero en el tiempo, tanto para lo que resta de mayo y también el mes de junio. Los mapas mensuales de anomalías prevén para ambos meses en la Península y Baleares temperaturas por encima de la media, con anomalías cálidas más destacadas en junio, lo que invita a pensar en alguna posible ola de calor. Las precipitaciones serán marcadamente inferiores a la media”.

Según la Agencia Estatal de Meteorología, tras un verano (el de 2021) más caluroso desde que se tienen registros, parece ser que los próximos tres meses las temperaturas volverán a alzarse a niveles de récord. Aemet señala que los valores estarán en el tercil superior en toda España, lo que significa que estarán por encima de lo normal en esta época del año. Se superaría la media histórica del trimestre. Esto sería así con un 70% de probabilidad en la mitad sur peninsular y la franja central, así como en Baleares, y con un 50% de probabilidad en el resto del país.

Además, mayo, junio y julio se esperan con una probabilidad de que la precipitación se encuentre en el tercil seco en el oeste peninsular y en Baleares, aunque con menor probabilidad. En el resto de España, la probabilidad sería la normal y esperada. La buena noticia es que llegaremos al verano con una situación menos dramática de la que se esperaba inicialmente por las lluvias caídas en los últimos meses. Los embalses se han recuperado y la reserva de agua está casi al 50 % de su capacidad (aunque todavía muy por debajo de la media de la última década), lo cual ha supuesto un alivio en el campo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios