Puertas abiertas Cómo visitar la Base de Rota, el Instituto Hidrográfico y el Observatorio

El tiempo

La nube de cenizas de un volcán del Caribe podría llegar a Cádiz

  • Los niveles de concentración de dióxido de azufre no supondrán un peligro para la población

Entra en erupción el volcán La Soufriere.

Entra en erupción el volcán La Soufriere. / EFE

El volcán La Soufriere, situado en el Caribe, entró en erupción el pasado 9 de abril tras décadas en estado durmiente y ha provocado el ascenso de una nube de cenizas y gases volcánicos a más de 6 kilómetros de altura en primera instancia, y después hasta los 16 kilómetros en su movimiento hacia el este.

Diferentes organismos internacionales están vigilando la evolución de esa nube de cenizas, que debido a los vientos se desplaza hacia el este, llegando a última hora del lunes a las islas Canarias. Pero según informa eltiempo.es también está previsto que alcance el sur peninsular.

Aquí se muestra el gráfico con el desplazamiento que seguiría la nube según el Servicio de monitorización de la atmósfera de Copernicus y que depende del Centro Europeo de Previsiones Meteorológicas a Medio Plazo.

No obstante, desde eltiempo.es que las concentraciones de gas y ceniza disminuirán algo tocar el sur peninsular y que los niveles de concentración de dióxido de azufre no supondrán un peligro para la población.

¿Qué es el dióxido de azufre y por qué se forma en una erupción volcánica?

El origen del dióxido de azufre, SO2 es, es principalmente antropogénico. Según apuntan en la web de eltiempo.es, es un gas que se origina sobre todo durante la combustión de carburantes fósiles que contienen azufre (petróleo, combustibles sólidos), llevada a cabo sobre todo en los procesos industriales de alta temperatura y de generación eléctrica.

Pero también puede tener un origen natural como es este, una erupción volcánica.

Este contaminante puede producir, incluso a grandes distancias del foco emisor, efectos adversos sobre la salud. Estos pueden ser tales como irritación e inflamación del sistema respiratorio, afecciones e insuficiencias pulmonares o alteración del metabolismo de las proteínas, dolor de cabeza o ansiedad.

También afecta a la biodiversidad, los suelos y los ecosistemas acuáticos y forestales e incluso sobre las edificaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios