Vivir en Cádiz

Rutas y senderos para disfrutar esta Semana Santa en Cádiz

Vista aérea de Los Caños desde la carretera a Barbate.

Vista aérea de Los Caños desde la carretera a Barbate. / M.G.

Senderos alrededor de los pueblos blancos de la Sierra de Cádiz, para hacer en bicicleta o con niños o ideales para hacer un día caluroso y terminarlos con un chapuzón. La provincia plantea multitud de opciones para recorrer parajes de extraordinaria belleza como el que recorre el nuevo sendero natural que unirá San Fernando y Chiclana.

Justo provechamos la publicación de este camino para recuperar algunos de los senderos más atractivos para recorrer en Cádiz estos días festivos de Semana Santa.

La Punta del Boquerón

Vista aérea de la Punta del Boquerón. Vista aérea de la Punta del Boquerón.

Vista aérea de la Punta del Boquerón.

A final de la carretera de la playa de Camposoto empieza este precioso recorrido de dos kilómetros y medio que discurre por una cómoda pasarela o por su huella perfectamente marcada en las arenas. Según la web de la Junta, constituye una línea de dunas vírgenes frente a las Marismas de Sancti Petri. Junto al indudable valor paisajístico del entorno, dominado por caños, islotes y mar del estuario del Guadalete, este monumento natural es una muestra más de la compleja formación de la costa gaditana. Como grandes atractivos cuenta con la batería de Urrutia y la preciosa vista del castillo de Sancti Petri del final del trayecto, aparte de la hermosa playa que se expande a sus pies.

Río Majaceite

Ruta del Río Majaceite. Ruta del Río Majaceite.

Ruta del Río Majaceite. / Ramón Aguilar

Ahora que la provincia está en nivel de alerta 0, la ruta del Río Majaceite se antoja ideal por la facilidad del trayecto y el frescor del trayecto cuando discurre en la sombra y siempre pegado al curso del agua. Este conocido y precioso sendero del Parque Natural de la Sierra de Grazalema puede hacerse desde El Bosque o desde Benamahoma, y ofrece un hermoso paraje repleto de especies autóctonas como chopos, fresnos, olmos y moras ideales para familias con niños. Consta de 5 kilómetros y la duración aproximada es de 2,5 horas.

Los Toruños

Parque de Los Toruños. Parque de Los Toruños.

Parque de Los Toruños.

El Parque de los Toruños se compone por una red de senderos con más de 30 kilómetros de longitud que permite configurar diferentes itinerarios dotados de elementos que le dan valor y atractivo, como las pasarelas de madera, los miradores y las torres de observación. A lo largo de las diferentes rutas que oferta el parque y cuya información puede obtenerse en la web de la Junta de Andalucía o en el Centro de Visitantes, se puede conocer los diferentes hábitats que conviven en el Parque.

A esta propuesta de senderos se suman las rutas botánicas, diseñadas para dar a conocer al menos una parte de la multitud de especies que componen la flora de este espacio natural. Además, como grandes atractivos, hay puntos de alquiler de bicis, paddel surf, kayak y en su recorrido se encuentra la playa de Levante, donde el usuario puede darse un buen chapuzón.

Vía Verde de la Sierra

Túnel en la Vía Verde de la Sierra. Túnel en la Vía Verde de la Sierra.

Túnel en la Vía Verde de la Sierra. / Ramón Aguilar

Otra ruta muy bonita y peculiar para hacerla a pie, en bicicleta o a caballo es la de la Vía Verde de la Sierra de Cádiz. Se asienta sobre el antiguo trazado ferroviario Jerez-Almargen y son transitables 36,5 kilómetros que unen las localidades de Puerto Serrano y Olvera. A lo largo del recorrido se puede disfrutar de una gran variedad paisajística, pasando de uno eminentemente agrícola a otro serrano, alternado con masas de bosque mediterráneo (encinas, quejigos, algarrobos, lentiscos, acebuches, etc). Cuenta con zonas de descanso y merendero así como miradores.

Los acantilados de Barbate

Vista desde los acantilados de Barbate. Vista desde los acantilados de Barbate.

Vista desde los acantilados de Barbate. / Julio González

Y si seguimos con vistas espectaculares, no puede faltar este sendero del parque natural de la Breña, que recorre el acantilado del Tajo o de Barbate. El sendero une la playa de la Hierbabuena con la de Los Caños de Meca y recorriéndolo también podemos aprovechar para visitar la Torre del Tajo, que preside estos acantilados que se elevan a unos cien metros del nivel del mar.

La longitud es de unos 7 kilómetros, con una dificultad baja y unas dos horas y media de recorrido. El camino recorre por los bordes de estos acantilados y se puede hacer en ambas direcciones, con las vistas del mar, el pueblo de Barbate y la costa Africana al fondo.

Llano del Republicano (Villaluenga)

Llano del Republicano. Llano del Republicano.

Llano del Republicano. / J. A.

Desde otro pueblo blanco, Villaluenga del Rosario, parte este camino también recomendable. Saliendo desde las inmediaciones de la ermita de Villaluenga del Rosario, atraviesa una zona de encinar y finaliza en la zona de los Llanos del Republicano, una alargada y estrecha depresión, de unos 6 kilómetros de longitud por sólo 500 metros de anchura en su zona central, donde predomina una sensación de aislamiento y paz, explican en la web de los espacios naturales de la Junta de Andalucía. A lo largo del sendero se encuentran algunas simas, por lo que deberemos pasear con las debidas precauciones.

El recorrido nos permitirá conocer una de las pocas actividades que permiten estos suelos pobres calizos: la ganadería típica de la zona, con razas peculiares y adaptadas a las duras condiciones serranas, como la cabra payoya, que posibilita la producción de unos quesos que han dado gran renombre a esta localidad. Dada la presencia de ganado vacuno, no debemos olvidar cerrar las cercas a nuestro paso.

El recorrido es de dificultad baja, de cinco kilómetros con una duración de unas dos horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios