Vivir en Cádiz

El cambio de hora de marzo: ¿Cómo afecta a la salud?

  • La modificación puede producir una especie de jet-lag como somnolencia, falta de concentración o aturdimiento, así como otros efectos positivos

  • Cuándo es el cambio de hora de marzo

A las dos de la madrugada serán las tres

A las dos de la madrugada serán las tres

La madrugada del sábado 25 al 26 de marzo cambia la hora. A las 2.00 son las 3.00, que es el cambio oficial de la primavera-verano y que empieza a brindarnos más horas de luz durante el día. Una modificación horaria esperada para los amantes de la estación que acaba de comenzar, pero que también supone un cambio que puede resultar algo perniciosa para la salud, aunque también hay efectos positivos. 

Todos los efectos en la salud

La modificación de las manillas del reloj se puede percibir fisiológicamente, pero que no cunda el pánico, pues es meramente transitorio y no suele alargarse más de 24 horas o, a lo sumo, 48. Entre estos síntomas, que pueden corresponderse a una especie de jet-lag, se pueden sentir varias situaciones físicas como cansancio, somnolencia, falta de concentración, cierto aturdimiento, dificultad para dormir o falta de energía.

Una serie de situaciones que no afectan a todos por igual, de modo que las padecen más niños y mayores de 55 años, aparte de personas con algún tipo de patología previa con trastorno neurológico.

Pero no solo hay efectos que pueden resultar negativos, pues los hay muy positivos. Según apuntan varios estudios, al disfrutar de más horas de luz se está más tiempo expuesto al sol, así que se recibe más vitamina D, que ayuda a prevenir algunas enfermedades como la depresión. 

Los motivos  

Fisiológicamente, estos cambios en el organismo se deben a la secreción de melatonina, que es la hormona que regula los estados de sueño en función de la luz solar: cuanta más luz hay, menos melatonina se produce, por eso la inducción del sueño se realiza más tarde. Todo esto sin contar la obviedad de que con el cambio nos estaremos levantando una hora antes de lo que solíamos, por lo que en realidad no estaremos descansando lo mismo. Por eso el cuerpo muchas veces necesita unos días para aclimatarse a este nuevo horario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios