Fraude online

Alarma por un audio viral sobre una posible estafa en Bizum

Un usuario, utilizando el chat de WhatsApp

Un usuario, utilizando el chat de WhatsApp / D.C.

Los audios de Whatsapp de dudosa procedencia cuando se hacen virales corren como la pólvora entre grupos. Sobre todo, se hacen fuertes en grupos grandes heterogéneos, donde se inserta contenido casi automáticamente, por aquello de participar. 

El último que circula por fuerza en la mensajería instantánea es el de un señor que alerta sobre una supuesta estafa en Bizum. A lo largo de tres minutos y medio, el autor del audio explica que le están llegando micropagos con conceptos aleatorios de personas que no tiene en su agenda de contactos. 

El teórico fraude que en la grabación de voz se intenta explicar es que esos pagos que llegan a las cuentas vía Bizum se hacen con la idea de que se devuelvan y así obtener los datos de sus víctimas. En el audio, el hombre asegura que se hacen varios ingresos de cantidades pequeñas durante un tiempo para que quien lo reciba, extrañado, los rechace.

¿Es un bulo lo que se cuenta en este audio?

Varios medios de comunicación se han hecho eco de este famoso audio, que en no pocas familias se habrá comentado. Los compañeros del medio de verificación, Maldita.es, han conversado con responsables de Bizum. Estos les comentan que es prácticamente imposible el modus operandi que se relata en el audio. A su vez, en la Policía Nacional no constan denuncias por esta estafa vía Bizum.

En Bizum aseguran que es imposible llevar a cabo una estafa con los métodos descritos. ¿La razón? No existe ese código de seguridad automático generado por cada envío o devolución. Por tanto, para que se hagan movimientos fraudulentos, la única forma es una suplantación de identidad previa en la banca digital.

El timo sobre el que la Policía Nacional sí ha advertido en varias ocasiones es uno que tiene relación con supuestos compradores en una operación online. Estos, al momento de completar la transacción, envían a la persona a estafar una solicitud de dinero, en vez del pago. A veces, quien recibe esta solicitud acepta de manera casi automática, sin pensar, perdiendo así el dinero de su cuenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios