Diario Cofrade

La magna de Cádiz ya tiene fecha: será el sábado el 17 de septiembre

  • El Consejo convocará un pleno de cofradías a mediados de mayo para presentar el formato de la procesión

  • Una comisión definirá los pasos participantes y otros detalles en torno a este acto extraordinario

Cofradía de Las Aguas en la Semana Santa de Cádiz 2022

Cofradía de Las Aguas en la Semana Santa de Cádiz 2022 / Julio González (Cádiz)

La procesión magna planteada con motivo del 300 aniversario del inicio de la construcción de la Catedral de Cádiz empieza a pisar sobre suelo certero. Después de que el Cabildo Catedral haya mostrado su público respaldo a la procesión, tal y como publicaba este miércoles Diario de Cádiz, el Consejo de Hermandades ha confirmado que la fecha en que se quiere desarrollar este acto extraordinario es el sábado 17 de septiembre.

La intención, de este modo, es que la magna sea la culminación de este 300 aniversario, a modo de epílogo a la fiesta principal de la Catedral, que se celebra el 14 de septiembre (día que la Iglesia dedica a la Exaltación de la Cruz). De esta forma, tras la celebración que se supone solemne ese 14 de septiembre sería el turno de los preparativos cofradieros de cara al sábado día 17.

Así las cosas, el Consejo quiere convocar ahora el pleno de hermanos mayores a mediados de este mes de mayo, para confirmar la fundamental aprobación de esta magna por parte de las cofradías y, logrado el sí, solicitar formalmente su celebración a la autoridad eclesiástica.

En ese pleno de mediados de mayo se quiere presentar a los hermanos mayores el formato que tendrá la procesión (cómo será el acto, en qué consistirá y cómo se preparará), así como crear ese mismo día una comisión de trabajo integrada por miembros del Consejo y por hermanos mayores para concretar cómo será la procesión (qué cofradías participarán, cuál será el recorrido de la carrera oficial, qué acompañamiento musical puede haber y demás detalles).

En principio, el Consejo plantea un vía crucis un tanto particular, con catorce pasos de misterio que representen otras tantas escenas de la Pasión del Señor sin seguir las catorce estaciones del vía crucis tradicional (es decir, Jesús es condenado a muerte, Jesús carga con la Cruz, Jesús cae por primera vez, Jesús encuentra a María, su Santísima Madre, Simón ayuda a llevar la Cruz de Jesús, La Verónica enjuga el rostro de Jesús, Jesús cae por segunda vez, Jesús consuela a las hijas de Jerusalén, Jesús cae por tercera vez, Jesús es despojado de sus vestiduras, Jesús es clavado en la Cruz, Jesús muere en la Cruz, Jesús en brazos de su Madre y Jesús es sepultado) o el publicado por el Papa Juan Pablo II en 1991 (Jesús Orando en el Huerto, Jesús traicionado por Judas y arrestado, Jesús condenado por el Sanedrín, Jesús negado por Pedro, Jesús juzgado por Pilato, Jesús flagelado y coronado de espinas, Jesús carga con la cruz, Jesús ayudado por el Cirineo, Jesús encuentra a las mujeres de Jerusalén, Jesús es Crucificado, Jesús promete su Reino al Buen Ladrón, Jesús Crucificado, la Madre y el discípulo, Jesús muere en la Cruz y Jesús es depositado en el Sepulcro).

Asimismo, como viene ocurriendo en anteriores vía crucis que se han celebrado en la ciudad, se plantearía el cierre de la procesión con la presencia de una Dolorosa (que en el vía crucis diocesano de 2011 fue la Soledad de Puerto Real y en el diocesano de 2018 Dolores de Servitas).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios