Semana Santa Cádiz 2019 | Medinaceli

El enemigo de Medinaceli no llegó del cielo

  • La caída de unos cascotes en San Juan de Dios obliga a variar el itinerario de la cofradía y provoca que salga con 33 minutos de retraso

Jesús de Medinaceli, poco después de salir de su templo de Santa Cruz. Jesús de Medinaceli, poco después de salir de su templo de Santa Cruz.

Jesús de Medinaceli, poco después de salir de su templo de Santa Cruz. / Fito Carreto

En Medinaceli estaban preparados para enfrentarse al dilema de salir o no a causa de la posibilidad de que lloviera. El ambiente en Santa Cruz era extraño, de cierta relajación cuando tan solo quedaban cuatro minutos para iniciar su salida a la hora prevista, es decir, a las diez menos cuarto. El fiscal trataba de meter prisa recorriendo la iglesia de un lado a otro. Mientras tanto, el eterno capataz de Jesús de Medinaceli, José Luis Pájaro,recibía una carantoña y un gran abrazo por parte de Gerardo Navarro, el capataz de la Virgen de la Trinidad.

Lo que no sabían en esta hermandad es que el principal enemigo no iba a venir del cielo sino por la caída de unos cascotes en la calle San Juan de Dios de la fachada de la iglesia del mismo nombre. Esto obligó a la intervención de los bomberos para resanar la fachada y a realizar un perímetro de seguridad que le impedía tener sitio para pasar.

A la hermandad se le ofreció llegar hasta la zona y que esperaran a que dejara expedito el espacio para pasar, pero la junta de gobierno prefirió esperar a que se acabara la operación para no tener que aguardar con todo el cortejo y los pasos en la calle. Salir a las diez menos cuarto ya era imposible.

Varios minutos después se personaron en Santa Cruz dos agentes de la Policía Local que informaron al hermano mayor de Medinaceli, Ismael Pampará, cuál era la situación. El problema ya no era que los bomberos terminaran de resanar la fachada, que ya lo habían hecho, sino que había que esperar a la llegada de un arquitecto que verificara que era seguro pasar por allí y que se podía reducir el vallado. El problema es que este informe podría tardar dos horas.

Ante este panorama, la junta de gobierno decidió que el Medinaceli volvería a hacer su itinerario tradicional por el interior del barrio del Pópulo, un recorrido que se había desechado este año para irse por el Campo del Sur. Una vez que llegara a Pelota tras dejar pasar todo el cortejo del Nazareno de Santa María, se iría a buscar la carrera oficial a través de la plaza de San Juan de Dios, avenida Cuatro de Diciembre de 1977, Cristóbal Colón y, finalmente, llegar a Nueva.

Esto hizo que las puertas de Santa Cruz se abrieran con 33 minutos de retraso, exactamente a las 22.18 de la noche.

Ismael Pampará respiraba aliviado cuando empezó a salir el Señor de Medinaceli después de tantos avatares en la que es su última salida como hermano mayor. De hecho, cuando se hizo una oración por parte del director espiritual, Rafael Fernández Aguilar, tomó la palabra y pidió la participación en el cabildo de elecciones que tendrá lugar en verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios