La Tribuna Cofrade Las claves del curso cofrade

El presidente del Consejo, Juan Carlos Jurado El presidente del Consejo, Juan Carlos Jurado

El presidente del Consejo, Juan Carlos Jurado / Lourdes de Vicente

Con el inicio de la novena a la Merced, los muy numerosos cultos a Dolorosas de estas dos últimas semanas y la recogida esta noche de la última de las procesiones extraordinarias veraniegas que nos ha regalado –con el visto bueno de la autoridad eclesiástica– el verano, las cofradías se meten de lleno en un nuevo curso (no el de formación que a regañadientes y sin respuesta de aforo organiza el Consejo, sino el que acaba de comenzar también en los colegios).

La vuelta a Cobos de este año viene marcada por diversas claves que van a marcar los próximos meses y que a día de hoy son toda una incógnita.

Vía crucis

En breves fechas tendrá que designar la permanente que preside Juan Carlos Jurado qué imagen acudirá a la Catedral el primer lunes de la próxima Cuaresma. Una de las pocas decisiones que tiene atribuida la permanente y que de cara a 2020 se ha convertido en una patata caliente.

Una vez nombradas a todas las cofradías, el contador del vía crucis debería ponerse a cero, eligiendo el Consejo la imagen que quisiera de cuantas procesionan en la Semana Santa. Pero en Cobos se han abierto dos frentes relacionados con este acto penitencial sobre los que se tendrán que pronunciar.

El primero no es nuevo, y aboga por que la Virgen de los Dolores de Servitas presida el vía crucis, siendo una especie de décimo quinta estación que, de hecho, cada vez está más presente en los ejercicios piadosos (ahí está, por ejemplo, el vía crucis diocesano del pasado año que precisamente cerró Dolores de Servitas).

El segundo se centra en el Nazareno de la Obediencia de la Merced. Hay quien defiende que siendo la imagen titular de una cofradía del Consejo, aunque por ahora no procesiona en Semana Santa debería ser tenida en cuenta para este acto Cuaresmal.

¿Debe el Consejo designar al Nazareno de la Merced para el vía crucis? ¿Puede ser que Servitas sea la imagen elegida para 2020?

Pregón

El otro nombramiento pendiente –después del acierto de nombrar a Paco Alonso como cartelista, eliminando el concurso que ya no estaba dando resultados en los últimos años– es el del pregonero de la Semana Santa. No parece que en la permanente tengan un perfil claro del pregonero que quieren para el próximo año, teniendo en cuenta los aciertos –en líneas generales– que han supuesto los actos del Domingo de Pasión estos años anteriores.

En la terna popular hay muchos nombres, masculinos y femeninos, pudiendo cualquiera de ellos hacer un papel más que destacado en el atril del Gran Teatro Falla.

Carrera oficial

El debate sobre el recorrido común de las hermandades en Semana Santa parece ya superado. Nadie duda de que el inicio en Nueva va a asentarse por un período largo de años. Lo que no está tan claro es que el final de la carrera vaya a mantenerse en mitad de la calle Novena, lo que incluso ha generado algún que otro problema con el público estos dos últimos años.

El Consejo podría estar planteando un recorte de la carrera, finalizando en la plaza del Palillero, lo que incluso se entiende más ventajoso porque permite a las hermandades de extramuros y de la zona de Santa María y El Pópulo acortar el regreso, teniendo salida por Columela (a ambos lados) y manteniendo la opción de Novena para la que quiera.

Obediencia

¿Contará la Semana Santa de 2020 con una nueva cofradía procesionando por sus calles? ¿Tramitará a tiempo las gestiones y permisos la hermandad de la Merced para que su titular cristífero salga a la calle en la pretendida Madrugada del Viernes Santo? Hace unos meses, superada la crisis interna, la corporación ahora presidida por Jesús Fernández parecía poner rumbo directo a su incorporación a la Semana Santa, siendo el interrogante si se producirá el próximo año o más adelante.

Parece claro que desde el Consejo se apoya totalmente esta incorporación, entendiendo que serviría para mejorar la actual Madrugada. En otros despachos y estamentos, por contra, no lo tienen tan claro.estrenos

Será otro apartado a tener en cuenta, y que a principio de curso suelen empezar a cerrar las hermandades, si no lo han hecho ya desde hace meses. 2020 puede ser el año en que el misterio del Despojado salga completo, incorporando las tres imágenes secundarias restantes; el año en que Sentencia sustituirá un romano de su misterio; el de las restauraciones del Nazareno del Amor y de Lágrimas de Columna; el de las primeras nuevas túnicas del Huerto; o el del posible inicio del dorado del paso de Las Penas, entre otras noticias positivas que seguirán mejorando el patrimonio de la Semana Santa gaditana.

Extraordinarias

En los últimos tiempos se ha convertido en un fijo del curso cofrade. Saber cuántas procesiones extraordinarias se van a desarrollar en los próximos meses, o cuántas se van a solicitar. La nueva norma del Obispado va a frenar algunas posibles peticiones, pero aniversarios habrá en 2020 que pueden desembocar en alguna que otra petición de salida.

Las Aguas, por ejemplo, tiene pendiente presentar la programación de su 75 aniversario fundacional, cumpliéndose además en 2020 medio siglo del traslado de la cofradía al Oratorio.

Interés turístico

El Consejo de Hermandades sigue teniendo como prioritario en su gestión conseguir que la Semana Santa sea declarada de Interés Turístico Nacional; y parece que se siguen dando pasos de cara a su consecución, lo que se podría producir en estos próximos meses. Ya hemos señalado en alguna ocasión que no parece muy claro el fin o el beneficio de esta declaración; pero ya que se lo han propuesto las hermandades –o los hermanos mayores–, que se consiga lo antes posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios