La Tribuna Cofrade Una celebración en singular

  • Las hermandades ya empiezan a pensar en la vuelta a la normalidad a raíz del plan anunciado por el Gobierno

  • La procesión magna en septiembre se da prácticamente por descartada

La Patrona, en el interior de la Catedral La Patrona, en el interior de la Catedral

La Patrona, en el interior de la Catedral / Almudena Torres

El Vaticano abrió la posibilidad a celebrar las procesiones de Semana Santa en otras fechas distintas. La Conferencia Episcopal traslada su “deseo de una celebración diocesana para manifestar la esperanza que nos ofrece el Resucitado”. Y el obispo ya apuntaba en su carta pastoral de Semana Santa a una gran celebración diocesana, en la que entre otras cosas habrá que bendecir los crismas cuya ceremonia también se suspendió.

Todo apunta ya a una gran celebración en la que la Iglesia diocesana muestre su alegría y su acción de gracias por el final de la pandemia, al mismo tiempo que rinda debida oración por el eterno descanso de tantas personas que siguen muriendo en todo el mundo, y el homenaje por tantos profesionales y voluntarios que se están dejando la piel por ayudar a quienes más lo necesitan.

Y en esa celebración, a priori en la Catedral, podría estar presente la Patrona, que ni un solo día de la epidemia ha estado con sus puertas cerradas. No sería la primera vez que la Virgen del Rosario preside una celebración de este tipo, reafirmando su patronazgo.

Este puede ser el modelo en el que trabaje en los próximos meses el Obispado de cara a esa celebración. La magna en septiembre, por tanto, se da prácticamente por descartada.

La desescalada

Varias personas se detienen en la puerta de la iglesia de La Palma, que ha abierto unos instantes este Lunes Santo Varias personas se detienen en la puerta de la iglesia de La Palma, que ha abierto unos instantes este Lunes Santo

Varias personas se detienen en la puerta de la iglesia de La Palma, que ha abierto unos instantes este Lunes Santo / Jesús Marín

Empieza a verse algo de luz en los planes del Gobierno para recuperar la normalidad. La apertura de los templos, aunque sea con un tercio de aforo (que por desgracia tampoco supone un problema para la mayoría de iglesias de la ciudad, salvo contadas excepciones), es una gran noticia después de tantas semanas de oscuridad agrandada aún por quienes alertaban a la Policía de la presencia de fieles en las iglesias y luego ni se inmutaban en las colas y aglomeraciones de supermercados o estancos. El problema es que nadie en Madrid ha ideado una desescalada en versión cofrade, por lo que las cofradías siguen sumidas en una gran incertidumbre respecto a los límites y plazos que rodean a sus habituales celebraciones. Y por ahora, en la Conferencia Episcopal o en el Obispado tampoco han dicho nada al respecto. ¿Se pueden celebrar ya cultos mensuales a partir del 11 de mayo? ¿Engloban las indicaciones sobre reuniones que ha dado el Obispado los cabildos que quedaron pendiente de celebrar en Cuaresma? Habrá que ir poco a poco en la vuelta a la normalidad, si es que alguna vez se vuelve a la normalidad...

Las procesiones

Procesión de la Patrona de Cádiz. Procesión de la Patrona de Cádiz.

Procesión de la Patrona de Cádiz. / Nacho Frade

Aún mayor es el interrogante sobre las salidas procesionales, las romerías y, en general, cualquier culto externo. ¿En qué momento podrán volver a celebrarse? Nada claro hay al respecto, y todo parece sujeto a interpretaciones. Por ello, el Consejo de Hermandades ya ha movido ficha y va a elevar consultas al obispo diocesano (que bien pudiera dar indicaciones respecto al culto externo de las hermandades durante las próximas semanas o meses) y al subdelegado del Gobierno, que puede a su vez consultar con Andalucía o Madrid para tomar una determinación con carácter general. Esta última reunión, no obstante, se va a retrasar hasta que la provincia no esté en Fase 3 (esto es, en el mejor de los casos, hasta mediados de junio). Y esto, por una simple regla de tres, anula la posibilidad de que salga una procesión al menos hasta la segunda quincena de junio; aunque todo apunta que no habrá autorizaciones, como pronto, hasta septiembre u octubre.

Las prórrogas

El Cristo de la Buena Muerte, en su salida del Viernes Santo de 2019 El Cristo de la Buena Muerte, en su salida del Viernes Santo de 2019

El Cristo de la Buena Muerte, en su salida del Viernes Santo de 2019 / Fito Carreto

La otra gran noticia de la semana ha sido la prórroga que el Secretariado ha concedido a tres hermanos mayores para que sigan en sus cargos ante la imposibilidad de convocar ahora el preceptivo cabildo de elecciones. Llama la atención, de hecho no se entiende, que la prórroga sea en exclusiva al hermano mayor, y no a la junta de gobierno. ¿En base a qué criterio se ha hecho así? ¿Por qué el Secretariado se carga de un plumazo a toda la junta de gobierno y concede poderes extraordinarios a un hermano mayor para que haga una junta completamente nueva, si quiere, para trece meses ‘regalados’ de gestión? ¿Dónde queda la voluntad de los hermanos, que en cabildo eligieron una junta de gobierno que se presenta en una sola candidatura, y no a una persona como hermano mayor? El decreto que han recibido Buena Muerte, Descendimiento y Cigarreras no puede, realmente, ser considerado como prórroga. Más bien se trata de un nuevo mandato, un tanto dictatorial, para el próximo año.

Las prórrogas (II)

Descendimiento, en su salida de 2019 Descendimiento, en su salida de 2019

Descendimiento, en su salida de 2019 / Marcos Piñero

Concedidas ya estas tres prórrogas (Buena Muerte, Descendimiento y Cigarreras) habrá que esperar a verano para saber si se pueden celebrar el resto de cabildos de elecciones previstos para este 2020: Sanidad, Merced, Carmen, Palma, Cena, Angustias, Siete Palabras, Humildad, Aguas y Expiración. Teniendo en cuenta que el próximo día 11 comenzamos la desescalada, todo apunta a que esos cabildos sí podrán celebrarse con relativa normalidad, más allá de las medidas que haya que implantar de seguridad y distanciamiento entre los hermanos. Y si esto es así, también podría ser viable que alguno de los tres hermanos mayores ya prorrogados decidiera celebrar elecciones en septiembre, octubre y noviembre, sin necesidad de alargar hasta después de la Semana Santa un mandato que ya se daba por terminado.

Cabildos

Al hilo de lo ocurrido con las elecciones este año, ¿cabría plantearse incorporar como preceptivo un cabildo de final de mandato? Sería una cita cada cuatro años en la que la junta de gobierno que finaliza informa a los hermanos del estado de la hermandad, en todos los órdenes; “así dejo a la hermandad”, podría ser la frase que resumiera esa convocatoria, en la que después de rendir cuentas de la economía y los proyectos realizados, o de todas las cuestiones pendientes –para que las posibles candidaturas sepan a ciencia cierta a qué se exponen si se presentan– sea convocado el cabildo de elecciones y el preceptivo proceso. Esta fórmula vendría a mejorar la transparencia y la participación en el mundo de las hermandades.

¿Para 2021?

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Hermanos Caballero Farfán,S.L (@hermanoscaballerofarfan) el 28 Abr, 2020 a las 12:49 PDT

No salen en telediarios ni se mencionan en debates políticos, pero también son trabajadores autónomos, si acaso pequeñas empresas, cuyo futuro pende de un hilo. Los artesanos que trabajan para el mundo de las cofradías aguardan en este confinamiento con la misma incertidumbre que las propias cofradías, que todavía desconocen las consecuencias económicas que tendrá la parálisis de estas semanas (cepillos en las iglesias, donativos en Cuaresma, cuotas de salida, ingresos de la carrera oficial, subvención municipal...) unida a la crisis económica que se avecina. Orfebres, tallistas, bordadores, imagineros, doradores, restauradores... Todos ellos auguran un difícil verano y un preocupante otoño e invierno de cara a una primavera incierta en cuanto a estrenos y restauraciones. Y pese a ello, los talleres han ido recuperando poco a poco la normalidad. Como ejemplo de ello, los tallistas Hermanos Caballero publicaban esta semana en las redes sociales un vídeo en el que se talla en directo uno de los elementos del nuevo paso del Nazareno, que con tanto mimo se está realizando en este taller sevillano y que las previsiones, si no lo cambia el coronavirus, es que pueda estar totalmente tallado el próximo año 2021. Había quien soñaba incluso con verlo en la calle el próximo Jueves Santo, algo que la cofradía cree bastante difícil. Aunque no imposible.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios