Semana Santa de Cádiz 2019 | El Huerto

La ilusión se queda a medio camino

  • Oración en el Huerto se vio obligada a regresar a su templo desde la Catedral

  • El paso de misterio lució el dorado del frontal del canasto, estrenado para la ocasión

Estaba la calle Tolosa Latour repleta de público. Porque era la primera del Jueves Santo y porque en casos de incertidumbres por el tiempo siempre se acoge con mucho cariño a aquellas hermandades que deciden salir. A la cofradía de la Oración en el Huerto le tocaba estrenar tan señalado día después de una mañana de rumores. El hermano mayor, Ignacio Robles, confirmaba media hora antes de la salida que iban a estar en la calle. “Los partes que hemos consultado dicen que puede llover a las cinco de la madrugada. Aesa hora, afortunadamente, ya estaremos recogidos”, avanzaba.

Muy cerca de Robles lucía orgulloso insignia y medalla Juan García Beiro. Otro año más y van... más de 60. Cofundador de la hermandad a mediados de los 50, casi nada. “Fui secretario de la junta organizadora”, recordaba. El lunes cumplirá 89 años, pero allí estaba reluciendo, como el Jueves Santo, más que el sol.Poco antes de la salida aparecía en el patio de la iglesia de San Severiano Ignacio Robles acompañado por los sacerdotes Marco Antonio Huelga y Antonio Diufain, vicario parroquial y párroco de San Severiano respectivamente. Diufain se dirigió al cortejo para pedir que la estación de penitencia sirviera “como testimonio auténtico de fe sin esconder que somos cristianos”.

Asomaba a la calle el paso de Nuestro Padre Jesús de la Oración en el Huerto luciendo su principal estreno: el dorado del frontal del canasto, realizado en el taller de doradores Moreno y Mateo de Dos Hermanas (Sevilla). La primera levantá, con trofeo recordatorio entregado por la hermandad, la realizó un ex hermano mayor de la misma: Arturo López Pinto. Los primeros andares de la cuadrilla guiada por Óscar Jiménez se realizaron a los sones de la marcha 'La saeta', con la Marcha Real en medio y vuelta a la pieza musicada por Serrat para el poema de Machado. Luego, mientras avanzaba por Tolosa Latour, la Agrupación Musical San Juan de Jerez interpretaba 'Ese gitano prendío'.

La salida del palio de la Virgen de Gracia y Esperanza se produjo sin contratiempos. Antes, la primera levantá también correspondió a otro ex hermano mayor, en este caso Fernando Reyna Espigares. Con soltura y recibiendo los aplausos del público, el paso andaba al mando de Fernando Reyna Zamorano. Una vez en el interior de la Catedral y tras un ligero chubasco, la cofradía decidió regresar a San Severiano sin poder completar la totalidad de su recorrido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios