Semana Santa de Cádiz 2020

Viernes Santo en Cádiz: la no salida de Siete Palabras

IMAGENES DE LA HERMANDAD SIETE PALABRAS IMAGENES DE LA HERMANDAD SIETE PALABRAS

IMAGENES DE LA HERMANDAD SIETE PALABRAS / Fito Carreto

Hermanos mayores, miembros de junta, responsables del cortejo, hermanos de toda la vida, capataces, cargadores... Todos ellos debían estar estos días dando forma en las calles a la Semana Santa 2020, la que la epidemia del coronavirus ha dejado en sus templos y en sus casas. Los principales afectados por la suspensión de las salidas, esos que la viven en primera línea, responden este Viernes Santo a dos preguntas concretas:

1. ¿Cómo vive la Semana Santa sin procesiones?

2. ¿Cuál es su mejor recuerdo del Viernes Santo?

En el caso de la hermandad de Siete Palabras, valoran sus sensaciones el hermano mayor, Manuel García, y el también miembro de la junta de gobierno José Manuel Suárez.

Manuel García. Hermano mayor

1. Este año toca vivir una Semana Santa diferente, con la sensación de que ha llegado sin darnos cuenta por el hecho de no haber tenido la oportunidad de celebrar nuestro triduo y función principal. Este año toca vivirlo todo de forma diferente, en casa, siendo más cristianos que nunca y mirando por nuestros hermanos, sobre todo por los mayores. Realizaré la estación de penitencia en casa, orando, para lo cual la hermandad ha organizado a través de sus redes sociales una serie de actos. Y mirando al futuro, un futuro de esperanza en el que podremos vivir más días de verdadera hermandad y soñar con un nuevo Viernes Santo junto a nuestros titulares.

2. Mi mejor recuerdo se resumen en dos: uno personal, que se remonta al año 2011, la primera vez que mi familia al completo, mi mujer y mis dos hijos, vestimos juntos el hábito de nuestra hermandad; y el segundo, en 2016 cuando nuestro titular siendo la imagen del vía crucis oficial entraba en Catedral.

José Manuel Suárez. Miembro de la junta de gobierno

1. Se me está haciendo muy cuesta arriba, he vivido semanas santas difíciles, con decisiones difíciles, unas erróneas y otras acertadas, pero tan difícil como esta ninguna. No soy de lágrima fácil, pero no me duele reconocer que he derramado alguna. Creo que lo mas difícil es no poder estar junto a tus titulares, no poder hacer la misa de hermandad, no estar con los hermanos… Realmente creo que este año sufrimos la más dura penitencia, pero todo sea por la salud. Si el no salir salva una vida, ya me siento recompensado.

2. Son muchos momento y sensaciones y es difícil elegir solo una. Están las sensaciones del trabajo bien hecho al recogernos en la Merced, esos momentos de nervios en que el equipo de Fiscalía ordena el cortejo, se abren las puertas de la parroquia y salgo a la calle, mantener la concentración para cumplir los horarios, esos momentos en los que a los más pequeños les empieza a pesar las horas en la calle y hay que darles ánimos, el esfuerzo de los cargadores. Y cómo no, la satisfacción de ver a mi hija seguir mis pasos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios