La Semana Santa del coronavirus

El Consejo citará personalmente a los abonados para devolverles el dinero

  • El proceso se iniciará el 27 de mayo y se alargará hasta el 19 de junio

  • Se ofrece a los abonados la posibilidad de donar todo o parte del dinero entregado para la Semana Santa

Usuarios de la carrera oficial guardan cola para retirar sus abonos, esta pasada Cuaresma Usuarios de la carrera oficial guardan cola para retirar sus abonos, esta pasada Cuaresma

Usuarios de la carrera oficial guardan cola para retirar sus abonos, esta pasada Cuaresma / Fito Carreto

Las puertas del Consejo de Hermandades abrirán de nuevo el próximo 27 de mayo. Y lo harán para dar marcha atrás a todo el proceso que antes y durante la Cuaresma se estaba realizando minuciosamente para llenar de público las sillas de una carrera oficial que ni siquiera llegó a instalarse al completo y por la que, por supuesto, no ha pasado ninguna cofradía esta pasada Semana Santa sin procesiones. El Consejo ya ha decidido cuándo y cómo devolverá el dinero de la carrera oficial a los abonados; y el proceso comienza el miércoles de la próxima semana.

La fórmula elegida por la permanente del Consejo será la de convocar personalmente a cada uno de los abonados de los palcos para que acuda a la sede de la calle Cobos a solicitar la devolución de la cuantía pagada en su día. En concreto, mediante mensaje de telefonía móvil en el que “se le comunicará el día y la hora en la que deben acudir a la sede del Consejo para la retirada del dinero”.

Para recibir el dinero entregado en su día, será necesario que el abonado presente fotocopia de su DNI “así como el ticket de adquisición del palco”, pudiendo acceder a la sede del Consejo de dos en dos, siempre protegidos con mascarillas, “en cumplimiento de las normas de seguridad impuestas por las autoridades sanitarias”.

Esta primera fase de la devolución, que afecta a los abonados de los palcos, se desarrollará los días 27 y 28 de mayo y 1, 2, 3 y 4 de junio.

A partir de ahí, se iniciará el proceso de devolución del dinero a los abonados de las sillas. En este caso, la fórmula elegida es la de citar cada día a una zona concreta de la carrera oficial (8 y 9 de junio los abonados de calle Nueva, en función de la zona que ocupen, el 10 de junio abonados de Nueva y de Pelota, el 11 de junio el resto de abonados de Pelota, el 15 los de San Juan de Dios, 16 y 17 de junio los de la calle Santiago y 18 y 19 de junio los de la calle Montañés). Al igual que con los abonados de palcos, tendrán que ir provistos del tiquet de la silla y de la fotocopia del DNI para recuperar el dinero entregado en su día.

Donativos

El Consejo de Hermandades tiene la intención de que los abonados sean también partícipes de la situación generada por la suspensión de la Semana Santa. Y para ello ha establecido tres posibles escenarios en este proceso de devolución de los importes: el primero es que el abonado exija la devolución del 100% de la cantidad abonada en su día, lo cual está del todo garantizado desde el mismo instante en que se anunció la suspensión de las salidas procesionales. El segundo escenario es el de la recuperación parcial del abono, entregando el resto en concepto de donativo (a decidir, en su caso, por cada abonado). Y en tercer lugar, se contempla también la renuncia a recuperar ese dinero, que sería entregado al Consejo en su totalidad en concepto de donativo.

Desde el Consejo se explica que en caso de hacer estos donativos, el abonado podrá solicitar el certificado de desgravación fiscal, en cumplimiento con la normativa tributaria. Y además, precisa que esas cantidades que se entreguen como donativos serán repartidas entre las propias hermandades penitenciales de la ciudad “para la consecución de sus fines asistenciales y patrimoniales”.

En este sentido, hay que pese a la ausencia de procesiones y la decisión de devolver el 100% de las cantidades abonadas a los usuarios de la carrera oficial, la gestión que quedó interrumpida en marzo sí conllevará una serie de gastos que tendrán que afrontar las hermandades, como el de los trabajos realizados en la calle (incluyendo la ampliación de palcos para Catedral y San Juan de Dios) o el de la propia gestión de los abonados, que el Consejo tiene externalizado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios