Transporte

Los usuarios del autobús urbano de San Fernando suben casi un 9% entre 2015 y 2018

  • El gobierno destaca la mejora del servicio, con el incremento de la frecuencia de paso y la ampliación de horarios

  • Plantea implantar paulatina vehículos híbridos para reducir las emisiones contaminantes

El autobús urbano que realiza el servicio en la playa de Camposoto. El autobús urbano que realiza el servicio en la playa de Camposoto.

El autobús urbano que realiza el servicio en la playa de Camposoto. / Ayuntamiento San Fernando

El número de usuarios del servicio de autobús urbano creció en casi un 9% entre los años 2015 y 2018. Actualmente, la cifra de viajeros asciende a 661.166 personas, lo que supone un crecimiento importante de 52.206 usuarios respecto a los 608.960 que utilizaban este servicio hace cuatro años. 

Según los datos difundidos por el gobierno municipal, de las dos líneas de autobuses existentes el mayor incremento se produce en la línea 1 (Bahía Sur-Casería) con un crecimiento de algo más de 50.000 viajeros, mientras que en la línea 2 (Gallineras-barriada Bazán) el aumento es de más de 8.500 viajeros. En total, la línea 1 suma la cifra de 282.477 usuarios en 2018, y la línea 2 alcanza los 343.673.

El análisis de estos datos también incluye cifras positivas del servicio especial de verano, ya que la línea de playa mantiene la tendencia de años anteriores con un alto número de usuarios: el año pasado fueron 25.330 pasajeros. Lo mismo ocurre con las líneas que realizan el servicio especial durante la Feria del Carmen y de la Sal, que experimentan una subida en el número de usuarios.

El concejal de Movilidad y Transporte, Javier Navarro, destaca como causa de esta evolución de los autobuses urbanos "la mejora de la calidad del servicio", en concreto el incremento paulatino de la frecuencia de paso de vehículos y la ampliación de horarios. Eso incluye el refuerzo de un autobús más en el servicio de playa a fin de satisfacer las demandas de los usuarios.

Durante estos años se ha mantenido congelado el precio del billete a pesar de ser un servicio deficitario, pero cuya deuda con la concesionaria compañía Tranvías sigue evolucionando de forma favorable, matiza el equipo de gobierno. En 2015 se reconoció un déficit con la concesionaria de 1.041.179 euros. Frente a eso, en 2018 el déficit se situó en 1.008.813 euros, lo que supone una reducción en más de 32.366 euros y un porcentaje de algo más del 3% de descenso.

Con estos datos el concejal de Movilidad y Transporte mostraba su satisfacción por estos datos, y recalcaba la apuesta que realiza el gobierno municipal para mejorar aún más la calidad. Navarro pone de relieve, además, la apuesta municipal por el medio ambiente y por el desarrollo sostenible, que se traducirá en los próximos años, y según la disponibilidad presupuestaria, en la implantación progresiva de vehículos híbridos que contribuyan a reducir las emisiones de CO2, y que "además serán más modernos y mejorarán también la accesibilidad a los usuarios de este servicio público".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios