La supervivencia del comercio tradicional en San Fernando Nuevo panorama, valores de siempre

  • Tras la anunciada marcha de la última tienda Inditex, el auge de la venta on line y la reorganización de Bahía Sur, el comercio del centro esgrime sus valores de siempre en un nuevo contexto 

Aspecto que presentaba la céntrica calle Rosario en la tarde del pasado viernes, tras el encendido del alumbrado navideño. Aspecto que presentaba la céntrica calle Rosario en la tarde del pasado viernes, tras el encendido del alumbrado navideño.

Aspecto que presentaba la céntrica calle Rosario en la tarde del pasado viernes, tras el encendido del alumbrado navideño. / Román Ríos (San Fernando)

A las puertas de una prometedora campaña navideña que obligadamente ha adelantado el Black Friday, el comercio del centro se esfuerza en poner buena cara detrás del mostrador y en hacer alarde de las ventajas que ofrece para sacudirse la prolongada crisis que arrastra desde hace años y que el auge de la venta on line y el cambio en los hábitos de consumo de los compradores –del que tampoco escapan las grandes marcas– han terminado por convertir en una tormenta perfecta. 

Esta semana se ha conocido el cierre de Stradivarius, lo que supone la marcha de las tiendas Inditex del centro comercial abierto, una noticia que han lamentado numerosos isleños y que ahonda en un creciente clima de pesimismo ante la cada vez más mermada actividad económica del municipio y el estancamiento en el que lleva sumido ya demasiados años. 

Lo cierto es que, aunque desde principios de la década pasada se ha buscado y pretendido el asentamiento de las grandes firmas en el casco histórico por aquello de que funcionan como motores comerciales, su presencia ha sido siempre bastante escasa: a modo de ejemplo, basta citar que no ha llegado a haber más de tres tiendas Inditex entre las principales calles del centro (Stradivarius, Kiddy's Class y Lefties), así que en realidad su impacto tampoco ha sido especialmente significativo para el sector tradicional. Eso sí, siempre se ha añorado.

"Resulta que somos diferentes, distintos y hasta mejores en muchas cosas", afirma Manuel Luna, presidente de Acosafe y Fedeco

Lógicamente, la cercanía de Bahía Sur ha complicado su llegada en todos estos años. Aunque no ha sido el único factor que ha influido. Las restricciones impuestas por el Plan Especial del Casco Histórico tampoco han sido una carta que jugara a favor de estas probables inversiones comerciales. Y aunque todo el mundo parece de acuerdo en la necesidad de acometer la revisión de dicha normativa –de la que por cierto se habla desde hace años– nada o muy poco se ha avanzado en este sentido todavía. Ahora, el panorama ha cambiado por completo.

Lo del PEPRICH parece ya no tener especial relevancia en el nuevo contexto impuesto en parte por las nuevas tecnologías. El auge de la compra on line deriva en nuevas estrategias que las grandes marcas están poniendo en práctica, como ha ocurrido con Inditex y el cierre de la tienda Stradivarius de la calle San Rafael. 

Tienda Stradivarius de la calle San Rafael, cuyo cierre ha trascendido esta semana. Tienda Stradivarius de la calle San Rafael, cuyo cierre ha trascendido esta semana.

Tienda Stradivarius de la calle San Rafael, cuyo cierre ha trascendido esta semana. / Román Ríos (San Fernando)

Incluso el gran núcleo comercial de Bahía Sur está inmerso en su propia reorganización tras su adquisición por parte de Castellana Properties y la marcha de un referente como era El Corte Inglés, que por primera vez en 24 años estará ausente en las Navidades isleñas. 

Y en medio de todo esto está el comercio tradicional, que se afana en sobrevivir y en adaptarse a los tiempos. Incluso ha apostado de lleno por la campaña del Black Friday. "Hay un cambio radical del mercado", afirma Manuel Luna Verdugo, presidente de la Asociación de Comerciantes de San Fernando (Acosafe) y de la Federación de Comerciantes de Cádiz (Fedeco), al constatar la existencia de ese nuevo contexto que afecta a todos, al comercio del centro, a las grandes marcas, a los centros comerciales... 

Lo bueno es que en esa tormenta perfecta el comercio de siempre parece por fin tener muy claro dónde encaja y cuáles son sus puntos fuertes para plantar batalla: la cercanía, el trato directo con los clientes, el asentamiento en el casco urbano, el placer de pasear por la calle y detenerse para contemplar los escaparates, de ver, tocar y probar los artículos... 

Por primera vez en 24 años, El Corte Inglés está ausente en las navidades isleñas

Y en un mundo digital en el que se puede comprar de todo a través del teléfono móvil estos aspectos de siempre –la experiencia de comprar– se convierten en valores al alza para muchos compradores. "Resulta que somos diferentes, distintos y mejores en todas estas cosas", advierte Manuel Luna. Es es el filón al que el comercio tradicional confía en agarrarse no solo para remontar la enésima crisis que azota al sector sino, sobre todo, para sobrevivir en el futuro que les aguarda. 

A pesar de la marcha de Inditex y del cierre de algunos veteranos establecimientos, el centro comercial abierto de San Fernando, que va ya camino de sus dos décadas de existencia desde que diera sus primeros pasos, "es todo un referente" y tiene enormes posibilidades, según el presidente de Acosafe. Y para la campaña navideña que acaba de comenzar con el Black Friday se espera un incremento de varios puntos con respecto al año pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios