San Fernando

Un sector de Ciudadanos reclama el acta de concejal a la número dos del grupo

  • Javier Cano mantiene el pulso y defiende a su compañera en el Ayuntamiento · El partido, que suma una veintena de afiliados, convoca su primer congreso sin el conocimiento previo del coordinador general

Con tan solo nueve meses de vida, el partido Ciudadanos por San Fernando ha vivido su nacimiento y despegue, su éxito en las municipales del 22 de mayo -en la que, con más de 3.000 votos, consiguieron colocar a dos concejales en el Ayuntamiento- y su primera gran crisis. Tan grande que incluso podría hacer estallar al partido por los aires. La situación que vive la formación es un auténtico polvorín a punto de arder.

Hoy -a las siete de la tarde- desde el órgano de dirección provisional del partido se ha convocado su primer congreso, un encuentro en el que, de entrada, se aprobarán pero también se modificarán sus estatutos y se procederá a la elección de la comisión ejecutiva permanente de la formación, previa presentación de las candidaturas.

Además, entre otros asuntos, se planteará, así figura en el punto número cinco del orden del día, "la expulsión de doña María Teresa Mas Morate del grupo político municipal Ciudadanos por San Fernando".

La convocatoria ha puesto de manifiesto una profunda división interna en el seno de la joven formación. Su líder y candidato en las pasadas municipales, el concejal Javier Cano Leal, salió ayer en defensa de su compañera de grupo y considera que el congreso es "manifiestamente ilegal". Y aseguró que ni él ni María Teresa Mas tienen intención de entregar su acta de concejal. "No existen razones para ello", argumenta.

La convocatoria de dicho congreso, insistió Cano, no corresponde a la secretaria general, Ana María Escalante Pérez, sino al coordinador general, que es él. Y él -afirma- desconocía con antelación dicha convocatoria y su contenido. "Se ha hecho con un plazo de 48 horas de antelación, sin que se haya notificado la apertura de un periodo de afiliación y aceptación de las solicitudes de afiliaciones ya cursadas, ni se haya dado traslado de la modificación de los nuevos estatutos", apuntó a través de un comunicado dirigido a la prensa.

Sostiene Cano, además, que es un requisito sine qua non para poder participar y votar en el nombramiento de la comisión ejecutiva permanente, la afiliación al partido. Sin embargo, añade, en ningún momento dicho proceso de afiliación "ha sido publicitado a todos los interesados".

Curiosamente, hace un par de semanas, el partido contaba con tan solo cuatro afiliados. Ahora -según confirmaron ayer fuentes de Ciudadanos- superan la veintena. De ahí las críticas de Cano, que considera que este proceso de afiliación se ha llevado a cabo con vistas a este congreso. Y recrimina al partido que se haya negado la afiliación libre, un criterio que siempre ha defendido pero que no ha sido compartido por la secretaria y por la tesorera del partido -Ana María Escalante Pérez y María Auxiliadora González Romero- con quienes forma el órgano directivo provisional de Ciudadanos. Había en dicho órgano una cuarta persona -el vicecoordinador- que, sin embargo, dimitió recientemente. Eran los cuatro afiliados que tenía el partido.

Así que, hasta el momento, tan sólo tres personas forman la ejecutiva del partido. Se da además la circunstancia paradójica de que las personas que figuraban en la lista con la que la formación local concurrió a las municipales no podían afiliarse al partido debido a la férrea oposición de la dirección. La concejala Mas Morate, de hecho, no está afiliada a Ciudadanos.

Sobre su renuncia al acta de concejal se pronunció también ayer Cano, que no dudó en arropar a su compañera de grupo y manifestó su "completa disconformidad" ante la propuesta de expulsión que figuraba en el orden del día. "Hay que recordar que ni el partido político ni ninguno de sus miembros ostenta competencia para tomar esta decisión, que solo afecta al grupo municipal. No existen motivos para adoptar esa decisión, ni se expresa por los convocantes razón o motivación alguna", argumentó. Cano, en este sentido, tildó de "impecable" el trabajo que en el grupo municipal de Ciudadanos por San Fernando venía desarrollando Mas Morate.

En la convocatoria prevista para esta tarde -se desarrollará en un local de la calle Pizarro- se planteará también el diseño de la actividad estratégica del partido y la coordinación del partido con su grupo municipal. Especial mención refiere el tema de las asignaciones económicas que percibe la formación mensualmente por su representación municipal (4.250 euros, además de media liberación -20 horas semanales- asignada a la edil Mas Morate y que asciende a 1.885 euros). En el congreso de esta tarde, de esta manera, se abordará "el destino de las sumas ya abonadas y de las que en el futuro se abonen por el Ayuntamiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios