San Fernando

El punto limpio de Camposoto sucumbe tras años de abandono

  • Las instalaciones construidas en 2010 con 325.000 euros del Plan E jamás se han conseguido poner en marcha

  • El Ayuntamiento asocia su puesta en marcha a la nueva plica de los servicios de limpieza, si bien el recinto precisa también de una inversión para su puesta a punto. 

Estado que presentan las instalaciones del punto limpio de Camposoto. Estado que presentan las instalaciones del punto limpio de Camposoto.

Estado que presentan las instalaciones del punto limpio de Camposoto. / D.C. (San Fernando)

Su puesta en marcha y su gestión se asocia a la nueva plica de los servicios de limpieza viaria y recogida de residuos. Pero el gran contrato –licitado en marzo del año pasado– aguarda su adjudicación desde hace meses, enfrascado todavía en largos trámites administrativos. Y, mientras, las instalaciones presentan un estado realmente penoso.

Se trata del punto limpio de Camposoto, construido en 2010 con el dinero del Plan E: 325.578,17 euros. Fue, de hecho, una de las inversiones más destacadas del segundo paquete de ayudas estatales que entonces recibió la ciudad para aminorar los efectos de la crisis en el sector de la construcción y combatir el desempleo.

Sin embargo, en ocho años, el Ayuntamiento ha sido incapaz de poner en marcha este servicio que desde años antes se venía anunciando dado los buenos resultados que había dado la planta de reciclaje de Pery Junquera, que abrió sus puertas en el año 2002. De hecho, desde que se empezó a trabajar en la nueva plica de la limpieza –hace ya varios años– se descartó cualquier otra opción para dar salida a este proyecto que, junto al inacabado pabellón deportivo de la barriada Andalucía, constituye uno de los fracasos más sonados de estos planes estatales.

Su apertura se llegó a anunciar en 2010 y en 2011 sin que luego se llevara a la práctica, claro. Y en 2012 se intentó rescatar con una partida en los presupuestos municipales a la que luego, al aplicar el plan de ajuste, se le metió la tijera. Fue la última tentativa en firme de rescatar el punto limpio de Camposoto.

El resultado lógico, dado el tiempo transcurrido, no es otro que unas instalaciones que presentan un estado de abandono absoluto, donde apenas queda rastro de lo que fueron los doce depósitos y un circuito de entrada y salida para los vehículos que hoy está completamente inundado de maleza.

Además, aunque su gestión se resuelva con la adjudicación de la nueva plica y el servicio sea asumido por la concesionaria, el punto limpio precisa una importante inversión por parte del Ayuntamiento –que se sepa, no contemplada– para asegurarse su puesta a punto, dado el estado que presenta, y que pueda ponerse en funcionamiento con todas las garantías. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios