Un profesor del Liceo, candidato a los premios Educa-Abanca 2018

“No se puede dar clases como hace 30 años”

  • La apuesta por la innovación y el uso de herramientas digitales junto a la enseñanza tradicional han llevado a José Manuel Blázquez a estar entre los nominados al Mejor Docente de España

José Manuel Blázquez, en su clase del Liceo. José Manuel Blázquez, en su clase del Liceo.

José Manuel Blázquez, en su clase del Liceo. / Román Ríos (San Fernando)

Comentarios 1

Casi parece un grito de guerra. Cuando José Manuel Blázquez González invita a sus alumnos de segundo de Primaria del Liceo a enseñarnos qué hacen en clase todos estallan de júbilo y empiezan a corear entuasiasmados: "¡Kahoot! ¡Kahoot! ¡Kahoot!...".

Es el nombre de una de las herramientas digitales que este profesor, que acaba de ser nominado a los Premios Educa Abanca 2018, utiliza en clase. Una aplicación cuya finalidad no es otra que facilitar el aprendizaje de las distintas materias a impartir. Su aceptación entre el alumnado queda fuera de toda duda con esta sencilla demostración.

"Es un juego", resume uno de los peques dispuesto a explicarnos de qué va todo esto mientras la aplicación se proyecta en la pantalla de la clase. Es un juego, sí. Pero también son cuentas de matemáticas, nociones de sociales, naturales, lengua...

Microsoft lo ha reconocido como Profesor Experto en Innovación Educativa y 'trainer'. En España solo hay 200 docentes con esta cualificación

Así son las clases que imparte José Manuel Blázquez a sus alumnos del Liceo, donde lleva ya cinco años ejerciendo la docencia. Antes, cuenta, ha pasado por colegios de Cádiz, Jerez, Sevilla... Y lo de la enseñanza casi le viene en los genes a este gaditano que es nieto, hijo, sobrino y hermano de profesores. Es toda una vocación familiar que le llevó –primero– a cursar la diplomatura de Magisterio en EducaciónFísica y luego la licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

Siempre, admite, se le han dado bien los ordenadores. Y hace dos años empezó a formarse en las herramientas que Microsoft pone a disposición de la enseñanza. Lo hizo, claro, por su propia cuenta e iniciativa, en sus ratos libres, en sus vacaciones... Tenía esa inquietud y ha terminado siendo reconocido por Microsoft como Profesor Experto en Innovación Educativa y trainer para impartir formación sobre estas herramientas gratuitas. En toda España solo hay 200 profesores con esta cualificación. Esta semana, de hecho, ha participado en un encuentro en torno a la innovación en la enseñanza que se ha llevado a cabo en Madrid.

"Cada vez que puedo echo mano de estas aplicaciones", sostiene. La generación que está ahora en los pupitres –recuerda– ha convivido con las nuevas tecnologías desde que nació.Son nativos digitales, así que se trata de hablarles en su mismo lenguaje, con sus códigos. Aunque matiza: "No todo es así, hay que recurrir también a la enseñanza tradicional en clase". Su método –que cuenta con la confianza de la dirección del centro y el respaldo de los padres– se basa en combinar una cosa y otra. Eso, admite, obliga a llevar una dinámica muy activa para el docente. Pero asegura que compensa: "Los alumnos aprenden, están felices".

José Manuel Blázquez sostiene que hay que educar también en el uso responsable de las nuevas tecnologías

José Manuel es firme defensor de la innovación en la educación. El mundo ha cambiado con las nuevas tecnologías así que la enseñanza no puede seguir siendo la misma. "No todo tiene que ser tecnología pero tampoco tenemos que seguir haciendo las cosas como hace 30 años, cuando nosotros estábamos en el colegio". Eso sí, advierte, hay que educar también en el uso responsable de esa tecnología, de los teléfonos móviles, de las tabletas...

Por ahora, esa apuesta le ha granjeado un amplio reconocimiento que ha llevado incluso a promover con éxito su candidatura para los premios Educa Abanca, que se identifican como los 'Goya' de la enseñanza. Este maestro del Liceo es uno de los profesionales que opta a convertirse en el mejor docente de España. Conseguirlo es difícil, admite. Antes –en diciembre– hay que pasar un primer corte para poder llegar a la final. Pero también reconoce que ya ha conseguido el mejor premio que un maestro de vocación puede recibir, el del reconocimiento a su trabajo, que ha llevado a que se promueva su candidatura. "Es el mejor regalo para un profesor", matiza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios