San Fernando

La playa canina de Camposoto se acerca 600 metros

  • El Ayuntamiento de San Fernando consigue la autorización de la Junta para afrontar el cambio de ubicación de la playa para perros

  • Su lejanía era el principal inconveniente que se encontraban los usuarios desde su puesta en marcha, hace ya cinco años 

Playa canina en Camposoto, en una imagen de archivo. Playa canina en Camposoto, en una imagen de archivo.

Playa canina en Camposoto, en una imagen de archivo. / Román Ríos (San Fernando)

Que la única playa canina de la provincia estuviera a dos kilómetros de distancia de la zona acotada para el baño y del último acceso de la playa de Camposoto y que dicha distancia tuviese necesariamente que recorrerse a pie ha sido el gran inconveniente con el que ha chocado esta llamativa iniciativa puesta en marcha por el Ayuntamiento que ahora se dispone a afrontar su quinto verano. 

Sin embargo, dicha distancia era necesaria para cumplir estrictamente las normativa de la Junta de Andalucía que existe en esta materia. Este año, no obstante, el gobierno municipal ha conseguido autorización de la administración andaluza para acercarla a la zona de baño un trecho de 600 metros lineales. 

La playa canina, de esta forma, cambia la ubicación que hasta ahora ha tenido desde su puesta en marcha "para acercarla lo máximo posible dentro de la normativa", como explica el Ayuntamiento. El montaje, un verano más, ya está en marcha. 

Este cambio de emplazamiento se incluyó en el plan de explotación de los servicios de la playa de San Fernando 2020-2023 que en su momento se remitió a la Junta para que afrontara su aprobación. 

Sin embargo, las circunstancias sobrevenidas con la crisis sanitaria del coronavirus han retrasado la aprobación de este plan de playas, así que finalmente se ha prorrogado el anterior por un año más. 

Para asegurarse este cambio de sitio de la playa para perros -y ganar en comodidad para los usuarios de la playa canina- desde el Ayuntamiento se solicitó a la Junta que se autorizara de forma independiente y para esta temporada esta reubicación. 

La resolución favorable de Medio Ambiente, que considera justificado por el Ayuntamiento isleño este cambio de ubicación, llegó este mismo mes de junio. El acercamiento de la playa canina a la zona de baño cuenta también con el informe favorable del Parque Natural y del Departamento de Costas de la Delegación Territorial. 

Pero además, de cara a esta temporada, se ha reparado el sendero de la Punta del Boquerón, que es el lugar de acceso permitido para que los usuarios de la playa canina puedan acceder a ella con más comodidad.   "Todo eso hace más cómodo acceder a la playa canina, que sigue manteniendo las normas de temporadas anteriores", recalca el Ayuntamiento isleño. 

La alcaldesa, Patricia Cavada, ha insistido en que la playa canina de San Fernando "se ajusta al dedillo a la normativa sanitaria establecida por la Junta que hay que cumplir en el caso de una playa natural, como es el caso".

La regidora, en este sentido, ha recalcado que esta normativa es muy estricta "y sin duda debe evolucionar en paralelo a cómo evoluciona la situación".

"Sea como fuere, hoy por hoy la playa canina cumple con la normativa de estar fuera de la zona delimitada con la bandera azul y de la zona de alta afluencia de baño", precisa el Ayuntamiento, que subraya también que es la única playa canina "legal y autorizada" que existe en la provincia de Cádiz, dotada de una cartelería clara con la normativa a seguir y cumplir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios