San Fernando

La nueva ordenación de FSC elimina diez torres y mantiene dos de 17 plantas

  • El Plan Especial de Reforma Interior consensuado por el bipartito incrementa el número de viviendas protegidas -habrá 384- y el suelo destinado a equipamiento · Las dos torres serán edificios singurales

El nuevo Plan Especial de Reforma Interior (PERI) para el desarrollo de los 132.614 metros cuadrados de suelo que ocupaba la desaparecida Fábrica de San Carlos (FSC) prescindirá en su mayor parte de las elevadas torres de pisos -similares a las que se construyen junto a la playa de la Casería- que aparecían en la primera ordenación propuesta.

De las doce torres previstas anteriormente -nueve de 16 plantas y tres de 15- sólo dos permanecerán para mantener los criterios de edificabilidad comprometidos con Sogescar, la sociedad mixta formada por Unicaja, Sando y Esisa que se creó para afrontar la liquidación de FSC y hacer frente al pago de los de 2.200 millones de las antiguas pesetas que se debían en concepto de indemnización a los 200 trabajadores que se quedaron en la calle.

Serán además dos edificios singulares -"dos hitos arquitectónicos", como puntualizó ayer la delegada general de Urbanismo, Carmen Pedemonte (PP)- en los que se priorizará su diseño y que contarán con 17 plantas de altura (más baja). Para abordar su construcción, la Gerencia pretende incluso convocar un concurso de ideas.

El nuevo PERI consensuado por el bipartito PA-PP -una de las actuaciones más destacadas de todas las recogidas en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)- asume las recomendaciones del Ministerio de Defensa en cuanto al perímetro de seguridad militar que frenaron la primera ordenación propuesta y mantiene los parámetros de edificabilidad -104.500 metros cuadrados, lo pactado con Sogescar para hacer frente a las indemnizaciones de los trabajadores- de espacios libres, viarios y número de viviendas previstos anteriormente. Aunque, eso sí, incrementa sustancialmente la cantidad de VPO: del total de 869 viviendas que se construirán en FSC, 384 serán protegidas (69 más que en el primer PERI).

También se aumenta la superficie destinada a equipamiento, que pasa de 8.750 metros cuadrados a 10.600 en la ordenación actual.

Las alturas, siguiendo las recomendaciones de Defensa, se concentrarán en la parte más alejada a las instalaciones militares y, según explicó ayer Pedemonte, se distribuirán de forma escalonada para evitar un mayor impacto paisajístico, que también se pretende reducir con la singularidad arquitectónica de las dos torres de 17 plantas.

Junto a ellas, los terrenos de FSC tendrán dos edificios de nueve plantas -uno de ellos se reservará para un establecimiento hotelero- y el resto de las construcciones previstas contará con alturas de baja más cinco, baja más cuatro y baja más tres.

Habrá 20.900 metros cuadrados destinados a actividad económica que se integrarán en el desarrollo residencial en lugar de separarse de los edificios previstos, como hacía el primer PERI propuesto a modo de 'barrera' de la zona militar.

30.249 metros cuadrados corresponderán a los sistemas de espacios libres y uso público y 35.206 a viarios y aparcamientos.

Tanto el alcalde, Manuel de Bernardo, como la delegada de Urbanismo, Carmen Pedemonte, recordaron ayer el acuerdo plenario que asumieron todos los grupos políticos municipales para recalificar este suelo e impulsar definitivamente su desarrollo y mostraron su satisfacción por el consenso conseguido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios