San Fernando

El Ayuntamiento rescata su monumentalidad

  • La rehabilitación ronda el 90 por ciento de ejecución

  • Las obras, probablemente, acabarán a principios de 2019 

  • Lo avanzado de la intervención muestra ya imágenes de cómo será el futuro Ayuntamiento

La fachada principal del Ayuntamiento, tras retirarse casi todos los andamios. La fachada principal del Ayuntamiento, tras retirarse casi todos los andamios.

La fachada principal del Ayuntamiento, tras retirarse casi todos los andamios. / Nacho Frade (San Fernando)

La gran obra del mandato tardará todavía unos meses en terminar. Probablemente, la rehabilitación integral del Ayuntamiento no estará acabada hasta principios de 2019. Hay todavía algunas cuestiones que solventar y trabajo pendiente, aunque lo cierto es que no queda mucho para concluir la titánica faena.

El Ayuntamiento calcula que la ejecución de las obras ronda ya el 90 por ciento. Es decir, que ya se vislumbra el final de esta actuación que se espera desde finales de la década de los años 90. Incluso se piensa en el regreso de oficinas y servicios municipales y se ultima la redacción del pliego para licitar en breve el contrato para la adquisición del mobiliario.

Además, el resultado de la intervención que se lleva a cabo desde hace dos años y medio es en gran medida visible para los ciudadanos. Al menos desde el exterior. Y después de más de una década con el Ayuntamiento cerrado a cal y canto –desde verano de 2006– el gran monumento muestra una imagen verdaderamente espectacular que los isleños acaban de descubrir.

Durante los últimos días, dado lo avanzado de la intervención, la empresa adjudicataria de las obras –Vías y Construcciones SA– ha llevado a cabo la retirada de casi todo el cuerpo de andamios que desde 2016 envuelve las fachadas del edificio consistorial, lo que ha permitido que el Ayuntamiento muestre orgulloso su nueva cara: el color rojizo de la fachada combinado con el tratamiento y consolidación de la piedra, el dorado en los capiteles y en los detalles más artísticos, que también se han recuperado...

Tan solo queda por retirarse los andamios de parte de la fachada principal, aunque el conjunto es ya perfectamente visible. Eso sí, también han aflorado algunos problemas de humedad –en la trasera y en uno de los laterales– que han llevado al equipo de gobierno a plantearse la necesidad de contar en el futuro con un contrato para el mantenimiento periódico del inmueble para evitar su deterioro en pocos años.

Y por dentro del edificio los trabajos también están bastante avanzados. Hasta el nuevo salón de plenos -recubierto de paneles de madera que emulan la simbólica figura de un sol que emana de una silueta humana– empieza ya a tomar forma.

Entre la faena pendiente se encuentran instalaciones eléctricas, el cableado, el mobiliario arquitectónico, que es por ejemplo el que tendrán el salón de plenos o las dependencias nobles, la escalinata –en la parte exterior– o la colocación de solería en la parte de la capilla, donde todavía hay instalados andamios para trabajar en la montera que han impedido que estos trabajos se lleven a cabo.

La inversión, que acomete el Ayuntamiento en solitario, ronda los 8,4 millones de euros, así que la obra se convierte necesariamente en el proyecto municipal de mayor envergadura que se ha llevado a cabo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios