Sucesos Tres muertos en un accidente entre un turismo y un autobús entre Villamartín y Bornos

San Fernando

4,1 millones y 16 meses de obras: así es el proyecto para duplicar el Puente de Hierro en San Fernando

Proyecto para la duplicación del tablero de Puente de Hierro.

Proyecto para la duplicación del tablero de Puente de Hierro.

4.134.656,43 euros y 16 meses de plazo. Son las cifras que maneja Navantia para una actuación que en San Fernando se espera desde hace décadas: la construcción de un nuevo acceso al astillero isleño, que también dará servicio al Arsenal de la Carraca y que permitirá solventar las carencias que arrastra la única entrada por carretera que existe a través del Puente de Hierro, que cuenta con un solo carril compartido para ambos sentidos de la circulación.

Se trata de un viejo problema que supone además un verdadero lastre para la actividad de la factoría y que genera además importantes retenciones de tráfico a hora punta.

Para ello se plantea hacer uso de la vía de servicio de Adif que discurre paralela al dicho puente –por la que antiguamente circulaba el tren– al objeto de duplicar los accesos al Arsenal y a la factoría de Navantia y abordando la construcción de un nuevo puente.

El proyecto no es nuevo, ni mucho menos. Navantia trata de sacarlo adelante desde el pasado año 2000, aunque hasta ahora no ha tenido mucha suerte con estas obras que ha tenido que licitar hasta por tres veces. 

Eso sí, en la última tentativa emprendida a principios de año consiguió adjudicar las obras a la empresa Fonsan Gestión y Construcción SL. Se trata, de hecho, de la misma mercantil con la que la compañía ha trabajado en la reforma y puesta a punto del cercano Parque de la Historia y el Mar, ya transformado en el flamante Navantia Training Centre (NTC). 

Vehículos esperando para acceder a Puente de Hierro. Vehículos esperando para acceder a Puente de Hierro.

Vehículos esperando para acceder a Puente de Hierro. / D.C. (San Fernando)

La actuación, que está adjudicada desde el pasado mes de febrero, aguarda para dar comienzo a que se formalicen esos flecos sueltos que la actuación precisa para poder materializarse. Entre ellos, la expropiación de los terrenos de la zona próxima al club náutico que (caño La Chapela) que se precisa acometer para dar cabida a los nuevos viales y que este jueves el Ayuntamiento de San Fernando aprobará definitivamente en en el pleno.

Para La Isla, la obra -no cabe duda- reviste de suma importancia no solo por la infraestructura en sí sino también por las numerosos ciudadanos que se desplazan a la factoría isleña y a las dependencias de la Armada para trabajar y que prácticamente a diario sufren los problemas de tráfico que acarrea el cuello de botella de Puente de Hierro, que se suman además a las retenciones que a hora punta se producen en el puente del Gran Poder.

El proyecto contempla la construcción de una nueva estructura para el tráfico rodado -la duplicación del tablero del puente- que discurrirá paralela al actual Puente de Hierro y al antiguo puente ferroviario sobre el Caño de Sancti Petri, así como la construcción, a ambos lados del caño, de la ampliación y adecuación de los viales que darán continuidad al acceso. También incluye la conexión y adecuación de un nuevo carril bici.

La actuación propone que se permita el doble sentido de circulación en la calle San Juan Nepomuceno, descongestionando en parte la pequeña rotonda tangencial a la carretera de La Carraca. Se contempla la eliminación del paso alterno por sentidos en el Puente de Hierro de modo que, tras las obras, en dicho puente se circule por un único sentido (desde San Fernando hacia la base de La Carraca), mientras que para circular por el sentido contrario se utilice el nuevo acceso realizado a través de la construcción de la nueva estructura. Además, en la parte final del trazado se planea canalizar el acceso a La Carraca, Navantia y el club náutico próximo mediante la construcción de una glorieta. 

La idea de duplicar el tablero del puente haciendo uso de la vía de servicio de Adif tomó forma gracias al empuje del programa de las corbetas que se construyen para Arabia Saudí y al incremento de actividad que se registra en la factoría isleña al tener que afrontar el mayor contrato de toda su historia, lo que hacía necesario plantear mejoras en los accesos.

La solución propuesta centra la intervención en el Puente de Hierro –estructura construida en 1926 por el ingeniero Eduardo Torroja Miret– para solventar el 'cuello de botella' que supone dada su escasa anchura, que impide el doble sentido de circulación y que, a menudo, provoca grandes retenciones y tiempos de espera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios