Memoria histórica en San Fernando

Un camino de recuerdo que continúa

  • El Aula de Memoria Histórica de Diputación llega a San Fernando 

  • Hasta el día 13 se podrá visitar la exposición sobre la represión franquista en la provincia de Cádiz

Momento de las explicaciones sobre el Golpe de Estado del 36 en San Fernando. Momento de las explicaciones sobre el Golpe de Estado del 36 en San Fernando.

Momento de las explicaciones sobre el Golpe de Estado del 36 en San Fernando. / D.C.

"En San Fernando no hubo guerra. Fue represión". El investigador Miguel Ángel López Moreno resume con esta frase la situación que vivió la ciudad en el Golpe de Estado del 36. Con pocas palabras ha explicado ante los paneles de la exposición Conociendo la Memoria: de la Segunda República al Franquismo en la provincia de Cádiz los acontecimientos de aquel 18 de julio en La Isla, cuando "la ciudad fue pacificada esa misma tarde", y el alcalde y algunos concejales, detenidos. En el centro la cosa fue rápida; se resistieron, sin embargo, en el Arsenal de La Carraca los militares que se mantuvieron fieles a la República. Eso se expone en la sección dedicada a San Fernando de esta muestra que trae hasta el día 13 el Aula de Memoria Histórica Carlos Perales de la Diputación Provincial.

"La muestra se divide en cuatro partes", comenta Santiago Moreno, de la Institución Provincial, ante los asistentes, que le siguen de panel a panel por el vestíbulo del centro de congresos donde ha quedado instalado el material divulgativo. Allí acudirán algunas mañanas alumnos de Bachillerato y los últimos cursos de Secundaria de centros educativos de la ciudad para que conozcan el pasado, en este caso de la provincia. "La democracia no ha caído del cielo y debemos llegar a los ciudadanos del futuro para que lo entiendan", sostiene mientras recuerda que Carlos Perales, el que fuera director del Servicio de Memoria Democrática de la Diputación, insistía en que ese conocimiento no podía quedarse en especialistas e investigadores.

En una primera parte la muestra busca explicar el concepto de memoria histórica, para defender su importancia. “No arranca con fuerza hasta finales de los 90, cuando los nietos de los represaliados ya no tienen miedo. Pero surge antes”, señala Moreno, que se refiere a acciones como la vivida en Jimena en el año 80 con el entierro de cuatro fusilados en la Cruz Blanca. La información sigue con datos sobre la historia de la II República, el Golpe del 36 y la represión en la provincia. En ese punto el responsable de Diputación hizo mención entre otros al general Varela, que está identificado en uno de las secciones. “Los militares sublevados sabían que estratégicamente era muy importante esta provincia para poder introducir las tropas del Protectorado Español de Marruecos”, apunta.

Conociendo la Memoria se detiene en pueblos y ciudades, Cádiz, Puerto Real o Tarifa, también San Fernando, cuya información ha sido ampliada con paneles de la historia de 40 de las personas fusiladas (más de 200 según las investigaciones) y un último panel sobre los militares represaliados, “106, por el momento”, matiza López Moreno. El investigador que el miércoles ofrecerá, a las 19.30 horas en el centro de congresos, la conferencia El golpe de Estado del 18 de julio de 1936 en San Fernando: un acercamiento a la represión a través de tres ejemplos, desvelaba algunos detalles de la historia que le había llegado de una persona por correo electrónico: el hijo de uno de los concejales, al que detuvieron en su casa dos falangistas, había acudido a pedir explicaciones y le dieron una paliza. “No contó a su familia lo sucedido”, las vejaciones y el escarnio público vivido, “hasta el año 79 y con la promesa de que no se supiera nunca su nombre”.  En la muestra colaboran el Ayuntamiento, Amede (Asociación por la Recuperación de Memoria Democrática de San Fernando) y el Ateneo Republicano. El concejal de Presidencia, Conrado Rodríguez, reconocía la labor realizada: “Hoy están aquí Agustín, Santiago y Felipe, de la Diputación, que han dado continuidad a ese camino de recuerdo que Carlos Perales inició, para que no se olvidara nunca lo que pasó en aquellos años”.

   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios