Exhumaciones en San Fernando Una nueva fosa en La Isla contra el olvido

  • Amede San Fernando continúa con las excavaciones para la exhumación de represaliados del franquismo en el cementerio

  • Acaban de sacarse restos de ocho personas

Una persona trabaja en la última fosa del franquismo encontrada recientemente en el cementerio de San Fernando. Una persona trabaja en la última fosa del franquismo encontrada recientemente en el cementerio de San Fernando.

Una persona trabaja en la última fosa del franquismo encontrada recientemente en el cementerio de San Fernando. / Amede San Fernando

La fosa 2 de las excavaciones desarrolladas por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Democrática (Amede) de San Fernando aguarda al estudio geotécnico que permita la estabilización de una manzana de nichos afectada para continuar los trabajos. La actuación en ese punto lleva paralizada meses a la espera de que el Ayuntamiento adjudique la elaboración del documento. Sin embargo, el equipo técnico y los voluntarios de la entidad han proseguido excavando en otras zonas del cementerio de San Fernando. Con resultados: ya se han exhumado los primeros ocho cuerpos que aparecieron –en una nueva fosa– con signos de violencia y se siguen encontrando cadáveres.

Para esta última fosa en la que se excava, y que según la intervención que se realiza sería la número 5, Amede pide al Ayuntamiento una nueva estructura cubierta para proteger los restos óseos: la fosa paralizada cuenta con una. Por el momento se protege con plásticos, pero la idea es evitar que la lluvia estropee el registro arqueológico. "Seguiremos insistiendo al gobierno local", apunta el presidente de la entidad, Javier Pérez Guirao.

En el patio del cementerio se estuvo trabajando en lo que denominan como el sector A, que está pendiente del estudio que permitirá apuntalar la cuartela de nichos bajo la que se extienden los enterramientos de la represión. Allí en la fosa 1 se exhumaron los cuerpos de 38 personas con signos de violencia, "sin cajas, entremezclados, con evidencias de muerte violenta, roturas, pruebas balísticas", detalla Pérez Guirao. En la fosa número 2 se han localizado 9 cadáveres sin que sea posible su extracción, ni continuar las labores, hasta que no se tomen las medidas adecuadas de seguridad. "Esa fosa 2 correspondería con la que José Casado describe en Trigo Tronzado como la primera fosa que excavan los golpistas", detalla este representante de Amede que también participa en la intervención. "Muchos familiares creen que en esta fosa están sus seres queridos por ser la primera fosa que se documentó, como la primera fosa que se usaba en los primeros meses de la represión", añade.

En la última fosa se han exhumado ocho cuerpos y siguen apareciendo restos óseos

En el sector B, que coincide con el resto del patio, es donde aparició la fosa 5. "Corresponde con la que era el sondeo 7", sitúa. Ya cuando se hallaron los primeros cuerpos a finales de 2016, Miguel Ángel López Moreno –que había desarrollando una investigación previa en la que se basaba el proyecto de localización– exponía que en el lugar había personas ajenas a los sucesos dramáticos del 36 porque era una fosa común para personas sin recursos.

En la intervención de ahora han ido recuperado precisamente muchos cuerpos de personas no represaliadas en las primeras capas. A unos 2,60 metros, sin embargo, localizaron la fosa con personas fusiladas. Eran en las primeras semanas ocho, y fueron exhumándose. El cuarto se sacó el viernes 9 de noviembre, y durante esta última semana se extrajeron los otros cuatro. Ya se han descubierto nuevos restos óseos. Era la zona en la que había constancia de enterramientos de seis personas que tuvieron un juicio en Grazalema en el que fueron sentenciados a muerte. En las diligencias judiciales se detallaban los pormenores, como la orientación de cada cuerpo o el punto exacto, "la fosa 4 de la manzana A de Santiago".

Mientras la intervención en el sector A ha estado financiada por la Junta de Andalucía, a través de la Dirección General de Memoria Democrática, y la Diputación Provincial, el sector B ha estado pendiente de un acuerdo con esta administración supramunicipal. Javier Pérez Guirao confirmaba que el convenio para ello ya se ha firmado.

Ya se ha firmado el convenio con Diputación para financiar los trabajos en el sector B

En una nota emitida hace algunas semanas, Amede destacaba la colaboración del Ayuntamiento: a nivel administrativo, técnico y logístico, de ahí que le soliciten la provisión de una cubierta para tapar la última fosa encontrada. De la Administración local también aguardan que adjudique el estudio geotécnico que sirva para apuntalar de la manera más correcta la manzana de nichos que bloquea la fosa 2, al extenderse esta por debajo de la estructura.

Desde Amede se destaca la actitud incansable de los familiares y la colaboración de los voluntarios para avanzar en los trabajos. El equipo técnico sigue adelante con la actuación, contando con la implicación de numerosos voluntarios –entre ellos familiares– que desarrollan labores como la retirada de tierra y de limpieza de huesos. Recientemente, señalaba el presidente de la entidad, se ha sumado un grupo de gente joven, estudiantes de Historia. "Continuamos aunque vayamos lentos, especialmente por las cuestiones burocráticas", matizaba.

La intervención en el cementerio de San Fernando es una de las pocas que siguen ejecutándose, advierte el colectivo en un comunicado, tras quedar desierto este año el expediente de adjudicación de trabajos de indagación, investigación, localización-delimitación, exhumación y estudio antropológico de víctimas de la Guerra Civil y de la dictadura franquista en fosas ubicadas en territorio de la Comunidad Autónoma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios