San Fernando

Escepticismo en San Fernando ante el acusado descenso de la tasa de contagio en más de 120 puntos

  • El dato de hoy, que ha 'salvado' a La Isla de nuevas restricciones, podría estar relacionado con los retrasos de las PCR 

  • Trabajadores del hospital de San Carlos afirman que durante el fin de semana se retrasaron las pruebas al quedarse sin reactivo 

Punto autocovid del hospital de San Carlos. Punto autocovid del hospital de San Carlos.

Punto autocovid del hospital de San Carlos. / D.C. (San Fernando)

San Fernando se ha librado por los pelos de nuevas restricciones que se daban por hecho desde que el pasado viernes la ciudad superara la tasa de contagio de los 1.000 casos (por cada 100.000 habitantes). 

El descenso de la media de positivos registrados en los últimos 14 días -que este lunes se ha quedado en 880,2- ha sorprendido por inesperado tras una tendencia al alza que aparentaba ser imparable y un escenario cada vez más preocupante. Tanto que la propia alcaldesa, Patricia Cavada, realizó un llamamiento a los isleños para que se quedaran en casa y evitaran pisar la calle salvo para aquellas cuestiones que fueran verdaderamente imprescindibles. 

Sin embargo, la tasa de contagio -este lunes- cayó en mas de 120 puntos logrando que La Isla sorteara -por ahora- medidas más severas. 

Y, aunque se ha cumplido ya una semana de las restricciones a la movilidad que se empezaron a aplicar al superar los 500 casos, el acusado descenso ha sido tan llamativo y ha coincidido con un momento tan crítico de la pandemia que ha sido acogido con bastante escepticismo por parte de los isleños.  

Trabajadores del hospital de San Carlos han afirmado a este periódico que durante el fin de semana se quedaron sin reactivos para las pruebas PCR, lo que habría supuesto un retraso en los resultados de los test practicados en su mayoría -previsiblemente- a isleños y, consiguientemente, un descenso en las cifras de contagios al no poder computarse nuevos positivos.  

A ellos se suma la situación de los laboratorios de microbiología, desbordados por la carga de trabajo que acarrea el peor pico de la pandemia que hasta ahora se ha conocido. Hoy se ha conocido que las citas para hacerse una PCR, en algunos centros, están demorándose una media de diez días. 

Así que el dato de hoy, que ha 'salvado' a La Isla de restricciones más severas, podría deberse no a un descenso real del número de contagios en la localidad sino también a los retrasos e incidencias de las pruebas PCR. Solo la tendencia que la ciudad siga en los próximos días podrá confirmar si verdaderamente ha quedado atrás el pico o si, por el contrario, La Isla vuelve a rebasar el umbral de los 1.000. 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios