Conciertos ciclo Viva la Vida en San Fernando Sueña Amaral

  • Eva Amaral y Juan Aguirre ofrecen un concierto acústico preparado al detalle, con temas antiguos que enmarcan las canciones de su último disco

Juan Aguirre y Eva Amaral, en el concierto del ciclo Viva la Vida en San Fernando. Juan Aguirre y Eva Amaral, en el concierto del ciclo Viva la Vida en San Fernando.

Juan Aguirre y Eva Amaral, en el concierto del ciclo Viva la Vida en San Fernando. / Ignacio Escuín

Eva extiende los brazos hacia el público mientras canta Sin ti no soy nada. Parece que se lo dedica a los presentes. Lo deja claro durante el concierto: gracias, gracias, gracias. Amaral derrocha talento en el escenario de Bahía ¡En Vivo!, en un sueño hecho realidad de poder seguir haciendo música. Inesperado hace tanto solo unos meses.

"Estamos en un sueño esta noche. Quién nos lo iba a decir hace tres o cuatro meses cuando todo indicaba que no podríamos subirnos a un escenario", reconoce la cantante. Por eso agradece a los asistentes, pero también a la organización y los trabajadores que hacen posible el espectáculo, los menciona por su nombre y su cometido antes de ofrecer los últimos temas. No se deja a nadie atrás, ni siquiera a su banda, "que se ha quedado en casa", al ser un formato reducido, de concierto en acústico. Para el dúo están muy presentes.

No dan tregua Eva Amaral y Juan Aguirre sobre el escenario, lo han preparado a conciencia –"la primera vez que pudimos reunirnos fue para preparar estos conciertos, que sepáis que es algo muy especial", reconocen– y lo dan todo en una cita que abre con Señales y cierra con Ruido, dos de los temas de su último trabajo, Salto al color, cuyas canciones regarán todo la velada y a pesar de apenas tener un año desde su publicación son igual de reconocidas, cantadas en algunos momentos, por parte del auditorio (repleto también en la parte de terraza y en la zona exclusiva). Como otros temas con más años. Porque el acústico del grupo es una presentación del último álbum pero también un recuerdo de una larga y exitosa trayectoria en la música: temas de Amaral, Pájaros en la cabeza, Una pequeña parte del mundo, Gato negro, dragón rojo, Estrella de mar, Nocturnal y Hacia lo salvaje.

No es extraño que tengan al público metido desde el principio en su propuesta. Con los primeros acordes de la segunda canción, algunas personas levantan las manos desde sus asientos, y cuando arranca la letra de El universo sobre mí acompañan con sus palmas y se atreven a cantar algún verso. Será una constante durante este nuevo concierto del ciclo Viva la Vida: en Revolución, en Moriría por vos, en Sin ti no soy nada (con los móviles captando el momento), en Salir corriendo, en Ruido. El público se entrega y muestra su entusiasmo aplaudiendo aunque no hayan terminado las canciones (Entre la multitud, Sin ti no soy nada, Soledad).

La artista aragonesa se dirige a los presentes varias veces, agradece una y otra vez, "gracias por venir a celebrar la vida", pero también aprovecha para reconocer el marco incomparable en el que está actuando junto a Juan, "nos sentimos unos privilegiados con la Bahía de Cádiz enfrente". Se referirá a ella de nuevo al cantarle al mar con dos letras de Salto al calor: Ondas do Mar de Vigo y Mares igual que tú, dos sonidos distintos pero imponentes. Les recordará la situación que se vive, con su salida al escenario con mascarillas, al mencionar la normativa "dinámica" a la que tienen que adaptarse estos espectáculos estos meses, o al presentar la canción Nuestro tiempo, "escrita hace bastante tiempo pero la letra se ajusta bastante bien a estos momentos".

Amaral tendrá tiempo para dedicar Soledad a las mujeres que se han sentido "incomprendidas, minusvaloradas, en soledad", de rendir homenaje a Ennio Morricone, de revindicar a su banda, de que Juan Aguirre cante Tardes... Todo antes de que ponga fin a la velada que acaba con una gran ovación. "Bravo, artista".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios