San Fernando

El comité de Navantia San Fernando advierte a Puerto Real de que "un sindicalista no puede ser insolidario"

  • Los representantes sindicales considera que las quejas de Puerto Real por el encargo de la patrullera marroquí a la factoría isleña no hacen sino fomentar el enfrentamiento entre comités que se ha evitado durante dos décadas

El comité de Navantia San Fernando, en la puerta de la factoría de La Carraca. El comité de Navantia San Fernando, en la puerta de la factoría de La Carraca.

El comité de Navantia San Fernando, en la puerta de la factoría de La Carraca. / D.C.

"Se puede ser inexperto, imprudente, pero lo que un sindicalista no puede es ser insolidario. No se puede llenar tu astillero a costa de otro". A pesar de no querer incidir en la polémica por la protesta protagonizada por el comité de Navantia Puerto Real, el presidente del comité isleño, Jesús Peralta, ha mostrado su malestar por que las reivindicaciones de la factoría hermana critiquen la nueva carga de trabajo -un patrullero de altura para Marruecos- anunciada hace unos días por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Se trata, apunta el representante de los trabajadores de la antigua Bazán, de un barco similar a los fabricados para Venezuela, una mezcla de buque de vigilancia litoral y una corbeta, que daría trabajo a los talleres a partir de marzo o abril de 2022 con el inicio del corte de chapa. Antes, hasta esa fecha, se desarrollaría todo el trabajo de ingeniería. "Estamos esperando que la empresa convoque a la permanente del comité nos explique los detalles de este encargo", comenta Peralta. Poco más saben, más allá de que serán tres años de carga de trabajo, que se traduce en 1,5 millones de horas de trabajo, y que dará empleo a unas 250 personas.

El comité se ha mostrado su sorpresa por tener conocimiento durante la visita la de ministra de Hacienda y no antes "como es costumbre" de esta nueva carga de trabajo. "Éramos ajenos a la noticia", ha insistido, aunque "saludamos este nuevo contrato". No obstante, recuerda Peralta, este tipo de buques son una especialidad de la factoría, "que no exclusividad". Por eso, y aunque no quería "entrar al trapo" no ha dejado de posicionarse sobre la controversia de los últimos días, la reacción del comité de empresa de Navantia Puerto Real, al que le ha advertido que estas actuaciones propugnan lo que hemos evitado en dos décadas: el enfrentamiento entre comités.

El dirigente sindical ha lamentado la actitud del comité puertorrealeño por considerar que ofrece una postura "insolidaria" al reclamar carga de trabajo para su astillero en detrimento de otro centro de trabajo. "Se puede ser inexperto, inexperta, imprudente, pero no insolidario", han sido sus palabras al entender que la reclamación incluye una queja por que el patrullero para Marruecos se haya asignado a la factoría de San Fernando. "No se trata de ganarse a los trabajadores, se trata de defenderlos", es una de los consejos que ha dado. 

Peralta confirma que no hay comunicación en estos momentos con el comité de Puerto Real, aunque eso no signifique que no haya cohesión. "Es una salida de tono y hasta ahí", ha sentenciado sobre este asunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios