Tráfico Las cámaras que multarán en Cádiz por entrar en el centro de la ciudad sin cumplir los requisitos

San Fernando

La cafetería del hospital de San Carlos echa el cierre en San Fernando

Acceso principal al hospital de San Carlos en San Fernando.

Acceso principal al hospital de San Carlos en San Fernando. / Jesús Marín (San Fernando)

El hospital de San Carlos se ha quedado sin cafetería. Personal del centro sanitario isleño confirmó ayer que las instalaciones llevan ya varios días cerradas "a cal y canto" y sin viso alguno de retomar su actividad, al menos a corto plazo.

Así que el hospital de San Fernando, a pesar de la creciente afluencia de usuarios que registra dada la multitud de consultas y pruebas diagnósticas que se practican, se ha quedado sin un servicio que se considera básico en cualquier centro de estas características, tanto más si se tiene en cuenta que por su ubicación –algo alejada del núcleo urbano, en la población militar de San Carlos– no existen locales similares en el entorno más próximo.

Y por eso mismo no resulta cómodo ni a menudo viable para el personal que trabaja en el centro, los usuarios que acuden a diario o para los familiares de las personas que están ingresadas. De momento, explican, las máquinas de vending suplen la función de la ya desaparecida cafetería.

El cierre, que se temía desde hace tiempo, supone el final de una historia que se remonta meses atrás y que ha desatado incluso protestas sindicales ante las numerosas carencias que presentaba este servicio dado su limitadísimo horario, la falta del personal, los precios y hasta la calidad de los productos que se ofertaban.

Desde el centro, de hecho, el personal ha lamentado la poca agilidad de la administración –el Servicio Andaluz de Salud– a la hora de dar respuesta al problema que existía con la concesionaria y a la situación que se ha generado ahora, que no saben por cuánto se prolongará. Consideran que el asunto no se ha tenido en cuenta.

La propia alcaldesa de San Fernando, Patricia Cavada, apuntaba hace tan solo unos días a este temido cierre al dar su apoyo a la plantilla afectada, con la que había abordado su situación, y calificaba de "inconcebible" que un hospital "con servicios de diagnóstico por imagen, con más de 45 consultas externas que ven diariamente a cientos de pacientes, con un servicio de urgencias que a veces requieren horas de tratamiento y de espera para los familiares, con cientos de trabajadores que desean desayunar a primera hora de la mañana para no tener que parar luego su trabajo durante la mañana y con cientos de pacientes ingresados cuyos acompañantes requieren en virtud de su condición cubrir sus necesidades alimenticias en el propio hospital, se pretenda inhabilitar un servicio esencial como éste, que se viene prestando desde la construcción de dicho hospital hace ya más de 35 años".

Cavada anunció así que solicitará una reunión urgente con la Junta de Andalucía "para exigir que se mantenga abierto este servicio fundamental".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios