🍨🍨 La Ibense de Sanlúcar no cierra

San Fernando

Más aparcamientos públicos gratuitos y menos vehículos en la calle, la "nueva movilidad urbana" por la que apuesta San Fernando

  • La nueva ordenanza de tráfico regulara especialmente lo que el Ayuntamiento llama la red táctica de aparcamientos públicos 

  • El proyecto concurrirá al programa de ayudas para la implantación de zonas de bajas emisiones y la transformación digital y sostenible del transporte urbano

Bolsa de aparcamiento del Parque Almirante Laulhé, en una imagen de archivo.

Bolsa de aparcamiento del Parque Almirante Laulhé, en una imagen de archivo. / Román Ríos

Reducir al máximo la presencia de vehículos en la calle para rebajar la contaminación en aras a "una movilidad peatonal más amable" y facilitar los desplazamientos a pie en el casco urbano es el objetivo que persigue el Ayuntamiento de San Fernando con lo que denomina la red táctica de aparcamientos públicos gratuitos, una de las claves de la nueva Ordenanza Municipal de Tráfico que ahora se está redactando y que se ha rebautizado como Ordenanza para una Movilidad Amable y Sostenible

En esta nueva normativa -ha aclarado la alcaldesa, Patricia Cavada, y el concejal de Movilidad y Transportes, Francis Posada, en un comunicado conjunto- se está llevando a un plan para clasificar las bolsas de aparcamiento público con las que cuenta San Fernando, "ver qué infraestructuras son necesarias, así como su situación jurídica para protegerlos y garantizar su gratuidad". 

El objetivo es que el municipio cuenten con el suficiente número de estas bolsas de aparcamientos gratuitas y que éstas se repartan de manera estratégica para que, ya sea a pie o enlazando con el transporte público, se pueda acceder con facilidad a zonas comerciales y puntos claves del entorno urbano.

Desde el Ayuntamiento isleño se apela a la lucha contra el cambio climático para intentar reducir esa presencia de vehículos en la vía y que los desplazamientos en coche se realicen "en el menor tiempo y con la menor contaminación posible por las vías básicas de circulación de la ciudad". Eso implica que los conductores cuenten con grandes aparcamientos públicos "de calidad" y "a menos de 500 metros de sus destinos finales". "Estos aparcamientos tácticos invitan a dejar de la forma más fácil y rápida posible el vehículo y adentrarse en la ciudad a pie", explica. 

"Con aparcamientos de calidad, bien situados y gratuitos, que permitan desplazarte de una esquina a la otra de la ciudad en 15 minutos, la invitación a dejar el coche y pasear se convierte en un estándar de uso y de calidad urbana", ha enfatizado en este sentido la alcaldesa.

Para Cavada, que habla de reorganizar los desplazamientos de la población, se trata de "una nueva movilidad urbana". "El objetivo es pasar de un modelo que invitaba a dormir y salir (de la ciudad), a uno pensado para acceder y disfrutar de la ciudad, acudir a eventos, pasear la ciudad y disfrutar de la hostelería", afirma. 

En la actualidad, reconoce el Ayuntamiento, La Isla cuenta con más de 75 grandes aparcamientos situados estratégicamente por toda la ciudad "y vinculados al comercio, equipamientos, zonas residencias y con conexión con otros modos de transporte, aunque no todos ellos formarán parte de la red de aparcamientos tácticos". "Estamos convencidos de que contamos sin duda con la mayor red de plazas públicas de aparcamiento en superficie gratuitas a tenor de cualquier indicador", ha apuntado Cavada. 

Lo que se va a hacer con la nueva ordenanza municipal es, precisamente, regular dichas bolsas de aparcamiento. Según el concejal de Transporte y Movilidad, Francis Posada, dichos espacios pasarán a ser zonas señalizadas específicamente como parking público "y destinadas a estacionar en rotación a un mínimo de 80 vehículos ubicados en solares públicos o de gestión pública, adecuados como aparcamientos en superficie o en altura con señalética, divisiones y equipamiento específico para ofrecer un servicio de calidad".

La función de estos aparcamientos tácticos, aclara el equipo de gobierno, será "reducir el acceso del vehículo al interior del área central de la ciudad, limitar la velocidad, dar preferencia a peatones y ciclistas y, a la vez, que sustituir progresivamente las plazas de aparcamiento de medianas y aceras por las creadas en estos espacios físicos específicamente diseñados".

Uno de los aspectos fundamentales de la estrategia, insiste el equipo de gobierno, es la gratuidad de estas bolsas de aparcamiento, que se regulará en la nueva ordenanza. "Hay interés y ofertas de empresas interesadas en regular estos aparcamientos, pero estamos convencidos de que al ser gratuitos evitamos que los conductores den vueltas buscando aparcamiento, que haya coches moviéndose de manera innecesaria, con contaminación, ruido e incomodidad para la ciudadanía", apunta la alcaldesa. 

El Ayuntamiento está también en negociaciones con muchos de los titulares de los actuales solares que se destinan a estos aparcamientos. Algunos -explica- disponen de convenios que permiten su uso por exenciones de tasas e impuestos municipales, pero desde el Consistorio se está negociando para que puedan mantenerse el máximo de ellos mediante compras, permutas o acuerdos.

La regulación definitiva de estos aparcamientos implicará también una inversión en su mejora progresiva "en todo lo relativo a su pavimento, pintura, iluminación, zonas verdes, digitalización y estética uniforme a un diseño de identidad de conjunto".

Por eso, continúa el equipo de gobierno, "con la nueva ordenanza se está realizando también un análisis de las necesidades de infraestructuras sobre un modelo tipo de aparcamiento que debe tener las mejores condiciones para su uso, incluyendo su digitalización con paneles informativos por la ciudad que informen sobre el estado de ocupación de los mismos, sin olvidar necesidades de futuro respecto al autoabastecimiento energético".

La red de aparcamientos tácticos será también uno de los proyectos que el gobierno municipal presentará a la convocatoria del programa de ayudas para la implantación de zonas de bajas emisiones y la transformación digital y sostenible del transporte urbano.

En esta estrategia se incluye también la bolsa de aparcamiento que el Ayuntamiento tiene proyectada en el entorno de la avenida San Juan Bosco-La Magdalena, que estará dotada de 132 plazas. La actuación, presupuestada en medio millón de euros que se financiarán con el Plan Invierte de Diputación, está ya licitada.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios