Exposición

La alegría de la vejez, en las fotografías de usuarios de Ángeles Teysa

  • El centro de congresos acoge hasta el viernes la muestra 'Años de felicidad'

  • Con el trabajo de Fergu Fotografía el centro de estancia diurna quiere romper con la imagen negativa de la tercera edad y la demencia

Una usuaria de Ángeles Teysa observa su propio retrato, en la muestra 'Años de felicidad'. Una usuaria de Ángeles Teysa observa su propio retrato, en la muestra 'Años de felicidad'.

Una usuaria de Ángeles Teysa observa su propio retrato, en la muestra 'Años de felicidad'. / D.C.

Cuatro paredes y en todas ellas retratos de sonrisas, 17 fotografías de usuarios de la unidad de estancia diurna Ángeles Teysa para una exposición –en el centro de congresos– que irradia optimismo. "En estos años en el centro hemos visto la parte buena de la vejez, de la demencia”, explicaba Santos Lebrero, que junto a Teresa Romero querían mostrar precisamente esa cara menos vinculada a los mayores. El trabajo de Fergu Fotografía, de Joaquín y Elena, refleja esa idea de alegría, incluso en la denominación: Años de Felicidad.

"Gracias por hacernos partícipes", comentaba Joaquín en la inauguración, que reconocía las buenas sensaciones vividas cuando visitaba el centro de la calle Real, 73 para hacer los retratos de los usuarios que componen la muestra, la primera exposición que hace este estudio de la calle San Ignacio. "Espero que os guste", decía a los presentes, entre ellos algunos de los mayores que acuden a Ángeles Teysa todos los días, acompañados en muchos casos por familiares. También acudió una representación de la Corporación Municipal.

En blanco y negro, ese fondo en sombra, oscuro, de las fotografías quería representar lo negativo que se relaciona con las personas mayores, la vejez y la demencia; la tristeza –en palabras de Santos Lebrero– que siempre rodea a la imagen de la tercera edad y sus consecuencias. Eso permitía resaltar, sin embargo, la parte bonita, porque "el resto es alegría", advertía. Efectivamente las instantáneas que cuelgan de las paredes de la sala de exposiciones del centro de congresos se caracterizan por las sonrisas de todos los fotografiados, que en su mayoría disfrutaban viéndose en la muestra, en algunos casos posando incluso ante sus propios retratos.

"Son los jóvenes de corazón", apuntaba el primer teniente de alcaldesa, Fran Romero, sobre los usuarios de Ángeles Teysa, que contagian cariño y son entrañables con "sus historias de toda una vida". Como la alcaldesa, Patricia Cavada, agradecía la labor del centro de estancia diurna que atiende a estas personas, "y están presentes en los distintos eventos y fiestas que marca el calendario". "Atienden a las personas mayores como es debido y eso es de reconocer", añadía la regidora. Con su propuesta, defendieron, mantienen a los mayores en la vida social de la ciudad, siempre activos, con dimanismo.

"La muestra enseña las ganas de reír que tienen, las ganas de hacer cosas, porque las personas mayores pueden tener físicamente 90 años pero una mente de 20, 30, 40 o 60”, afirmaba Lebrero. Desde el público obtuvo respuesta rápido, al afirmar riendo una de las usuarias que ella tenía 80. "No te vengas arriba que tú eres más 35", seguía la broma Santos, una de las promotoras de Ángeles Teysa.

La muestra puede visitarse a lo largo de la semana en el horario habitual del centro de congresos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios