DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

San Fernando Las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio denuncian la falta de medios y exigen servicios mínimos

  • Aseguran que no se ha adoptado ninguna medida especial por parte del Ayuntamiento tras el estado de alarma y que acuden a los domicilios en las mismas condiciones de siempre

Los mayores son el mayor grupo de usuarios del servicio de ayuda a domicilio. En la imagen de archivo, dos personas de avanzada edad. Los mayores son el mayor grupo de usuarios del servicio de ayuda a domicilio. En la imagen de archivo, dos personas de avanzada edad.

Los mayores son el mayor grupo de usuarios del servicio de ayuda a domicilio. En la imagen de archivo, dos personas de avanzada edad. / Julio González

Las trabajadoras del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) del Ayuntamiento de San Fernando han denunciado la falta de medios y las condiciones en las que están prestando su trabajo a pesar de las indicaciones explícitas de Sanidad y de las excepcionales medidas adoptadas tras la declaración del estado de alerta motivada por la crisis del coronavirus. 

"No tenemos nada. Vamos a los domicilios solo con los guantes, como siempre", explica la presidenta del comité de empresa, Noelia Verdugo, que ha mostrado su sorpresa ante las declaraciones que ha realizado el Ayuntamiento acerca de la adopción de medidas especiales para este servicio.

Por el momento, asegura, no se han adoptado ninguna de ellos. Y eso a pesar de la preocupación que existe en este sentido entre las 180 trabajadoras, que continúan acudiendo a los domicilios de las personas que atienden en las mismas condiciones de siempre. No disponen de batas desechables, mascarillas o gel hidroalcohólico para lavarse las manos.

En San Fernando existe un riesgo evidente al tratarse los usuarios del sector más vulnerable de la población. El SAD atiende a cerca de 400 personas en la ciudad. Pero además, recuerda la presidenta del comité de empresa, las profesionales acuden de un domicilio a otro y lo están haciendo sin contar con las debidas medidas de protección para ellas y para el personal que atienden. "Y hay casas a las que van en las que hay familiares, no esán los usuarios solos. Hoy, por ejemplo, una de las trabajadoras se ha encontrado en un domicilio con unos familiares del usuario que venían de Madrid", denuncia.

Lo que reclaman al Ayuntamiento isleño, además de los medios que necesitan para poder llevara cabo su trabajo con garantías en esta crisis, es que aplique servicios mínimos, "como ya están haciendo otras localidades como Cádiz, Chiclana o Jerez". Con dichos servicios mínimos se atendería solamente al dependiente total para cuestiones de aseo y a las personas que no disponen de familia o de ningún otro recurso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios