San Fernando La plaza del Rey encara de nuevo su remodelación con los presupuestos

  • La obra estrella, con 1,4 millones de inversión, sigue a la espera de proyecto y cercada por la polémica que implica su transformación en un espacio diáfano

La plaza del Rey, en una imagen actual. La plaza del Rey, en una imagen actual.

La plaza del Rey, en una imagen actual. / Román Ríos (San Fernando)

Con 1,4 millones de euros en los presupuestos –la mayor inversión de todas las previstas en las primeras cuentas del mandato– y la redacción del proyecto en marcha desde el pasado verano, la remodelación de la céntrica plaza del Rey está destinada a convertirse en la obra estrella de la primera mitad del mandato.

La reforma proyectada se convertirá también en el gran epílogo de la rehabilitación del Ayuntamiento, que se ha esperado durante 20 años, lleva otros 4 en obras y ha tenido un coste de unos 13 millones de euros.

Pero la recuperación de este espacio urbano en su conjunto promete también ser uno de los temas más espinosos y delicados que tendrá que sortear el equipo de Patricia Cavada en estos años. Sobre todo, por la pretensión de convertir la plaza del Rey en un espacio absolutamente diáfano y de retirar el arbolado –los característicos ficus– que existe en la actualidad, criterio que no tuvo muy buena acogida cuando el gobierno municipal avanzó algunas infografías de lo que pretendía hacer en 2019. Eso, al margen de la vieja polémica que entraña la estatua ecuestre del general Varela, que también desaparecerá de la plazoleta.

La alcaldesa ha prometido en varias ocasiones participación en el diseño de la nueva plaza del Rey, aunque no ha concretado todavía cómo piensa consultar a la ciudadanía su opinión al respecto cuando el proyecto en cuestión ya está siendo redactado por parte del estudio Alt Q Arquitectura, al que en abril del año pasado se le adjudicó el contrato por 33.145,75 euros (más IVA).

Precisamente, en mayo de 2019, apenas unas semanas antes de las elecciones municipales, el equipo de gobierno anunció un proceso de participación marcado por dos encuentros a fin de recabar sus propuestas, especialmente las de los agentes económicos, sociales y culturales.

También hablaba de habilitar un espacio en la web del Ayuntamiento con el propósito de mostrar la propuesta de remodelación de la plaza y de recoger las sugerencias y aportaciones de los ciudadanos antes de dar forma al proyecto definitivo. Un proceso que –cabe objetar– tendría que haberse llevado a cabo antes de adjudicar la redacción del proyecto de remodelación de la plaza del Rey para que ésta se ciñera a los criterios que hubiesen sido consensuados a través de esa participación y no al revés.

En todo caso, no se hizo ni una cosa ni otra. El primero de estos encuentros ciudadanos estaba anunciado para junio del año pasado –así, de hecho, se recoge todavía en la web municipal– y, que se sepa, no se ha celebrado.

De hecho, el equipo de gobierno no ha recibido todavía el proyecto de manos de Alt Q –responsable también de la rehabilitación del Ayuntamiento– a pesar de que el plazo estipulado en el contrato es de 30 días a partir de su formalización.

La pretendida remodelación de la plaza del Rey esperaba poder afrontarse en su mayor parte con los fondos ITI procedentes del Programa de Regeneración del Espacio Público Urbano, pero La Isla perdió las ayudas. Y eso que inicialmente la Junta, con esta subvención, esperaba dar respuesta al compromiso que tenía pendiente con La Isla en relación al proyecto del tren-tranvía ya que la plaza del Rey fue la única en la que no se intervino durante la reurbanización de la calle Real que dio comienzo en 2009 en aras a un pretendido aparcamiento subterráneo que poco después fue descartado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios