San Fernando | Epidemia de coronavirus El acuartelamiento de Camposoto manda a casa a un millar de alumnos

  • El Covid-19 se cuela en la recta final de la formación de los aspirantes en sus especialidades

  • El CEFOT-2 avanza en la enseñanza de los futuros soldados a través de una plataforma digital, aunque buena parte de su instrucción tiene que esperar a que se recupere la normalidad

Alumnos del Centro de Formación de Tropa número dos (CEFOT-2) de Camposoto, en una imagen tomada en diciembre, se dirigen a su compañia tras la instrucción. Alumnos del Centro de Formación de Tropa número dos (CEFOT-2) de Camposoto, en una imagen tomada en diciembre, se dirigen a su compañia tras la instrucción.

Alumnos del Centro de Formación de Tropa número dos (CEFOT-2) de Camposoto, en una imagen tomada en diciembre, se dirigen a su compañia tras la instrucción. / Román Ríos (San Fernando)

El acuartelamiento de Camposoto, en San Fernando, se ha quedado sin alumnos tras la declaración del estado de alarma y la crisis generada por la pandemia de coronavirus.

Entre las medidas excepcionales puestas en práctica por el gobierno central se incluye el cese de toda actividad presencial en los centros docentes militares. Y eso, claro está, incluye al Centro de Formación de Tropa número dos (CEFOT-2) de San Fernando.

Casi un millar de alumnos han sido enviados a sus casas en pleno periodo de formación para prevenir un contagio masivo en estas instalaciones que el Ejército de Tierra tiene en La Isla, lo que podría tener consecuencias devastadoras. Se da además la circunstancia de que se trata del ciclo más numeroso de todos los que ha recibido el CEFOT-2: un total de 922 aspirantes juraron bandera en el pasado mes de febrero en una ceremonia que llegó a reunir a cerca de 8.500 familiares. 

La medida, por el momento, se aplicará durante 15 días, hasta finales de marzo, aunque al igual que ocurre con todos los centros educativos y universidades, es bastante probable que este plazo se amplíe hasta que la situación regrese a la normalidad.

Los alumnos del CEFOT-2 estaban ya en la segunda mitad de su periodo de formación específico, el que reciben en función de cada una de las especialidades del Ejército de Tierra a las que pertenece el aspirante. Esta etapa formativa se imparte tras la instrucción militar básica -este ciclo se incorporó en el pasado mes de octubre- y estaba previsto que terminara el próximo 3 de abril. No obstante, ante la situación excepcional que ha creado la crisis del coronavirus, es bastante probable que su periodo de formación se amplíe una vez restablecida la normalidad para recuperar el tiempo perdido. No ostante, precisan desde el propio centro, no existen todavía indicaciones específicas en este sentido por parte del Ministerio de Defensa.

Para los jóvenes que aspiran a convertirse en soldados supone, igualmente, una situación excepcional. Eso sí, puntualizan desde el CEFOT-2, la formación sigue adelante por vía telemática. Los aspirantes disponen de una plataforma digital, que ya estaba habilitada y utilizaban para sus estudios, y a través de aulas virtuales se está avanzando en su formación a través de internet. En lo que se puede, claro. Porque lógicamente existe una buena parte de la formación militar que no puede llevarse a cabo a través de la red, especialmente en algunas especialidades militares.

El Centro de Formación de Camposoto, aclaran, no se ha cerrado, aunque lógicamente al no contar con alumnos su actividad se ha visto reducida al mínimo. El profesorado de la plantilla se está haciendo cargo directamente de la formación de los alumnos a la espera de que se recupere la normalidad lo más pronto posible.

Por el momento, aseguran, no se ha registrado ningún caso positivo por coronavirus entre sus filas.

El CEFOT-2, aclara, está también en activo y a plena disposición de las autoridades con todos los medios con los que cuenta el centro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios