DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

San Fernando | Crisis del coronavirus 83 isleños denunciados en cinco días por saltarse el estado de alerta

  • Se han identificado a 302 ciudadanos en la vía pública, que en más de un 70% de los casos han justificado su presencia en la calle

  • También se ha denunciado a tres establecimientos por abrir y ejercer actividades no permitidas

Los tramos más céntricos de la calle Real, sin apenas nadie por el estado de alerta. Los tramos más céntricos de la calle Real, sin apenas nadie por el estado de alerta.

Los tramos más céntricos de la calle Real, sin apenas nadie por el estado de alerta. / Román Ríos (San Fernando)

No es nada fácil tener a todo el mundo confinado en casa desde hace una semana sin poder salir a menos que sea para hacer la compra o acudir a los centros de trabajo. Los que se encargan de que se cumpla el estado de alerta lo saben bien. Pero la gente, afirma la Policía Local de San Fernando, lo ha asumido con bastante normalidad, conoce los riesgos, está actuando con responsabilidad y está cumpliendo con las medidas excepcionales que se han puesto en marcha. Una inmensan mayoría, al menos.

El mensaje ha calado aunque también están quienes siempre dan la nota, los que se echan a la calle sin que sea necesario obviando las restricciones impuestas para evitar nuevos contagios por coronavirus y los que hasta llegan a enfrentarse a la autoridad cuando se les recrimina su actitud. Pero esto no es ningún juego, avisa la Policía Local. Y saltarse el estado de alarma puede además salir muy caro. 

Entre el domingo día 15 y el jueves 19, los agentes de la Policía Local han denunciado a un total de 83 personas, lo que para una ciudad de 100.000 habitantes supone una cifra muy baja: menos de 17 denuncias diarias.

Hasta 47 de estas denuncias -algo más de la mitad- se han interpuesto a ciudadanos que no han respetado las debidas restricciones de circulación y se han echado a la calle vulnerando la orden de quedarse en casa. El resto de casos, las 36 denuncias restantes, se trata de casos de desobediencia a la autoridad, que normalmente se han dado cuando la persona en cuestión no ha respetado las indicaciones de los agentes de la Policía Local.

Tanto la Jefatura de la Policía Local como el Ayuntamiento isleño destacan que son casos muy puntuales, que la reacción y que la actitud general de la población ante esta crisis sin precedentes está siendo "muy ejemplar y muy responsable". De hecho, aseguran que están muy satisfechos de la respuesta de los ciudadanos y del civismo que están demostrando en esta difícil situación.

En estos días -entre el domingo y el jueves- la Policía Local ha identificado a un total de 302 personas en la calle. En más de un 70 por ciento de los casos estos isleños justificaron debidamente su presencia en la vía pública siendo algunas de las situaciones que contempla el decreto del estado de alerta y, por tanto, no hubo denuncia alguna. Así que las denuncias, por el momento, suponen menos del 30 por ciento de la gente a la que han tenido que parar los funcionarios isleños encargados de la seguridad ciudadana.

Del mismo modo, solo se han denunciado tres establecimientos por permanecer abiertos ejerciendo actividades no permitidas en el estado de alarma y, subraya el Ayuntamiento, en todos los casos habían sido previamente informados de que debían estar cerrados.

Las patrullas de la Policía Local están activas durante las 24 horas. Trabajan en turnos y por parejas y cumpliendo con las medidas de protección. Desde la Jefatura se ha subrayado también el elevado número de consultas que a raíz del confinamiento están recibiendo por teléfono dadas las numerosas dudas de los ciudadanos.

Las multas

Las sanciones leves pueden implicar multas que van de los 100 a los 600 euros. En el caso de desobediencia o resistencia a la autoridad, dicha sanción puede implicar una multa de 601 a 30.000 euros.

No obstante, las infracciones graves en materia de salud pública, "en el caso de conductas u omisiones que puedan producir un riesgo o un daño grave para la salud de la población", pueden ir de 3.001 a 60.000 euros. Y si se trata de infracciones muy graves pueden ser de 60.001 a 600.000 euros.

La Ley 17/2015 del Sistema Nacional de Protección Civil, que también puede aplicarse al contexto del estado de alarma, establece que las infracciones graves pueden castigarse con multas que van de los 1.501 a los 30.000 euros. Y las infracciones muy graves van de los 30.001 a los 600.000 euros. 

El Código Penal establece además una pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a dieciocho meses para aquellos que "resistieren o desobedecieren gravemente a la autroidado o sus agentes en el ejercicio de sus funciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios