San Fernando El comedor El Pan Nuestro se queda sin furgoneta y pide ayuda

  • El vehículo, tras 14 años en activo, está en las últimas pero la asociación benéfica no tiene dinero para comprar uno nuevo 

Joaquina Luna, presidenta de El Comedor El Pan Nuestro, en una imagen de archivo. Joaquina Luna, presidenta de El Comedor El Pan Nuestro, en una imagen de archivo.

Joaquina Luna, presidenta de El Comedor El Pan Nuestro, en una imagen de archivo. / Román Ríos (San Fernando)

Con 14 años en activo y unos 150.000 kilómetros recorridos, la furgoneta del comedor benéfico El Pan Nuestro, que a diario atiende a decenas de familias además de a las personas sin hogar, no da mucho más de sí.

El vehículo está literalmente en las últimas y necesita una potente inversión para pasar la próxima revisión de la ITV. El problema es que el comedor no tiene recursos para adqurir una nueva furgoneta, cuyo presupuesto está del todo fuera de su alcance. Los ingresos que percibe esta entidad se emplean en dar de comer y vestir a los que más lo necesitan.

Así que la asociación benéfica se ha lanzado a la búsqueda de ayudas llamando a las puertas de distintas instituciones y administraciones sin que, por el momento, haya obtenido resupuesta. 

También ha optado por "otras vías", entre ellas, las redes sociales, donde su presidenta, Joaquina Luna, ha pedido ayuda en busca de una furgoneta "en buen estado". 

"Es nuestros pies y nuestras manos", dice la presidenta al explicar la falta que les hace contar con este tipo de vehículo para el trabajo diario del comedor El Pan Nuestro, que constantemente tiene que estar yendo a por víveres. 

Precisamente esta semana el comedor El Pan Nuestro cumple su 27 años de vida desde que abriera sus puertas allá por 1992. Y desde entonces no ha cerrado ni un día. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios