San Fernando La carretera de la playa volverá a cerrarse por las obras a partir de la próxima semana

  • Las obras de la Junta y del Ayuntamiento arrancarán la próxima semana 

  • Las restricciones afectarán también a las bolsas de aparcamiento, por donde empezarán los trabajos municipales

La carretera de la playa de Camposoto, cerrada al tráfico, en una imagen de 2019. La carretera de la playa de Camposoto, cerrada al tráfico, en una imagen de 2019.

La carretera de la playa de Camposoto, cerrada al tráfico, en una imagen de 2019. / Román Ríos (San Fernando)

Las obras regresan a la playa de Camposoto y, con ellas, las obligadas restricciones que tan bien conocen los isleños.

El acceso por carretera volverá a cerrarse a la altura de la primera pista a partir del próximo martes –día 7– para dar inicio al fin a los trabajos que están pendientes desde el año pasado. De un lado, la remodelación de las bolsas de aparcamiento, el asfaltado y la adecuación de carriles, que es una obra exclusivamente municipal. Y de otro, la intervención que la Junta de Andalucía llevará a cabo para subsanar el error de diseño cometido durante la construcción de la pasarela peatonal que discurre paralela al caño.

Una y otra obra arrancará definitivamente la próxima semana con la mirada puesta en el comienzo de la próxima temporada, dentro de poco más de cinco meses. Y el tiempo –huelga decirlo– vuelve a apremiar.

Por motivos de seguridad y para el correcto desarrollo de los trabajos, el acceso rodado a la playa de Camposoto volverá a cerrarse mientras se ejecutan las obras, de la misma forma que se hizo entre septiembre de 2018 y junio de 2019.

Desde el Ayuntamiento se recuerda que estas restricciones no impedirán el acceso a pie a la playa, que podrá hacerse por la primera pista.

Carteles de la obra colocados por el Ayuntamiento a la entrada de la playa. Carteles de la obra colocados por el Ayuntamiento a la entrada de la playa.

Carteles de la obra colocados por el Ayuntamiento a la entrada de la playa. / D.C. (San Fernando)

Las restricciones solo afectan al uso de la carretera y de sus estacionamientos. E incluyen en esta ocasión la bolsa de aparcamiento que se encuentra situada a la entrada de la playa, ya que será uno de los puntos por los que comenzará la obra del Ayuntamiento. No obstante, se podrá estacionar en el centro de visitantes del Parque Natural y en las plazas disponibles en las proximidades al acceso a la playa.

Ambas obras, la de la Junta y la del Ayuntamiento, darán comienzo a la par para compaginarse durante los próximos meses. De hecho, su coordinación es fundamental para que puedan llevarse a cabo correctamente los trabajos ya que no puede abordarse el asfaltado de la carretera hasta que la Junta intervenga a su vez en la pasarela de madera.

De ahí, como explica la concejala de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez, que en lo que respecta a la obra del Ayuntamiento se haya optado por empezar a trabajar en las bolsas de aparcamiento para ir dando tiempo así a la actuación prevista en el paseo peatonal.

De hecho, esto explica también que no se hayan empezado los trabajos hasta ahora ya que el Consistorio isleño, que podía haber dado comienzo a estas obras en septiembre nada más acabar la temporada de playa, estaba a la espera de que la Junta tramitara el modificado de proyecto que necesitaba para continuar la intervención en la zona. Y dicho paso no se ha conseguido solventar hasta ahora.

El gobierno municipal, por su parte, da por iniciadas las obras en la playa de Camposoto desde esta semana en la que se han estado llevado a cabo los primeros trabajos técnicos de medición de rasantes y planificación. Un cartel colocado a la entrada anuncia ya la actuación que el Ayuntamiento tiene adjudicada desde mayo de 2018 a la empresa Garrucho Construcciones por 1.259.803,21 euros.

Sin embargo, no será hasta el próximo martes –una vez pasadas las fiestas– cuando empezará a verse movimiento de personal y maquinaria en la zona. Y coincidirá con el comienzo de los trabajos de la Junta en la pasarela. De hecho, en la misma jornada del martes se empezará el vaciado del caño de la playa para poder trabajar posteriormente en el arreglo de las vigas de la pasarela.

El objetivo, claro está, es terminar todas las obras y tener la playa a punto de cara a la próxima temporada para evitar un nuevo verano con los accesos de la playa a medio terminar. La marcha de las obras, no obstante, dependerá del tiempo y de su capacidad para coordinar ambas actuaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios