San Fernando | Aprobados los primeros presupuestos municipales del mandato Cavada aprueba los presupuestos del planetario y de la plaza del Rey

  • Luz verde a unos presupuestos "ambiciosos" cuyas inversiones cuestiona la oposición al pedir al gobierno que se centre en las necesidades de los ciudadanos 

La Corporación Municipal, durante el pleno para la aprobación de los presupuestos. La Corporación Municipal, durante el pleno para la aprobación de los presupuestos.

La Corporación Municipal, durante el pleno para la aprobación de los presupuestos. / D.C. (San Fernando)

El pleno extraordinario para la aprobación de los presupuestos municipales de 2020, los primeros del mandato y los primeros también que elaboran conjuntamente PSOE y Cs desde que comparten gobierno, no ha dejado de ser un mero trámite. La mayoría absoluta que suman los trece concejales de ambas formaciones garantizaba de sobra la aprobación inicial en la sesión extraordinaria que esta mañana se ha celebrado en las instalaciones municipales del centro de congresos.

No había margen para sopresas. Y, por supuesto, no las ha habido, que para eso están los pactos de gobierno. El ejecutivo de Patricia Cavada ha afrontado la sesión con la tranquilidad que brindan las mayorías y que nada tiene que ver con el debate de sus dos presupuestos anteriores -los de 2016 y 2018- cuando hasta última hora andaba a la búsqueda de apoyos políticos al estar en minoría. 

Poco efecto han tenido las críticas que han llegado desde la bancada de la oposición en el gobierno municipal, que ha permanecido impertérrito durante el debate. La alcaldesa hasta ha agradecido incluso la "recomendación" que le ha hecho su antiguo socio, el portavoz de AxSí, Fran Romero, cuando la ha invitado a dimitir y a dejar paso a otro compañero de partido si al finalizar el ejercicio era incapaz de ejecutar todas partidas y de gastarse el dinero que los presupuestos destinan a cuestiones como el empleo, las políticas sociales, al alumbrado o al arreglo de calles. 

El concejal de Desarrollo Económico, Conrado Rodríguez, ha insistido en la buena situación económica y financiera del Ayuntamiento de San Fernando y en hablar del "cambio de modelo productivo" de la ciudad que el gobierno afirma estar llevando a la práctica.

El edil socialista ha defendido los presupuestos que marcarán la primera mitad del mandato y definirá la gestión de los próximos cuatro años como el mejor instrumento para completar ese reto del desarrollo económico. También ha aludido a los tres pilares en los que se sustentan las cuentas que se llevaban a votación: "rigor en la previsión de ingresos, eficiencia en la ejecución del gasto y ambición en las inversiones". 

Se refería a las actuaciones proyectadas como la remodelación de la plaza del Rey, a la que se destina en estos presupuestos 1,4 millones de euros, a la construcción del planetario en el parque del Barrero (728.000 euros) o a la puesta en marcha de un centro para starups de la industria digital en el edificio de Telefónica de la plaza de la Iglesia (620.000 euros), todas ellas incluidas en estos primeros presupuestos de PSOE y Cs que, necesariamente, definirán el mandato.  

La aprobación inicial de los presupuestos de 2020 ha salido adelante con los votos a favor de PSOE y Cs, como era previsible. PP y AxSí han optado por la abstención y han anunciado la presentación de alegaciones durante el periodo de exposición pública que ahora se inicia. Y tanto Podemos como Vox han votado abiertamente en contra de la propuesta del equipo de gobierno. 

La posición se pregunta si es necesario un planetario 

Y aunque el resultado de la votación era sobradamente conocido por todos, el debate ha permitido a la oposición brindar otra perspectiva lejos del optimismo del ejecutivo para mirar a las cuentas municipales con otros ojos y lanzar a la opinión pública cuestiones como si realmente es necesario gastarse 728.000 euros en la construcción de un planetario en el parque del Barrero o destinar más de medio millón a rehabilitar un edificio -el de Telefónica en la plaza de la Iglesia- que está en manos de una empresa privada, "que se ha metido en los presupuestos sin que se haya firmado convenio ni nada", como ha advertido también el portavoz del PP, José Loaiza, al referirse a las inversiones más sonadas que contemplan los presupuestos.  

En una ciudad preocupada por la limpieza, por el mal estado de muchas calles y en las que las carencias del alumbrado público desatan las críticas ciudadanas hablar de construir un planetario "y crear falsas expectativas con grandes proyectos", como ha apuntado el portavoz de Vox, Carlos Zambrano, queda fuera de lugar. "Mejor utilicemos nuestros recursos para invertir en las barriadas, centrémonos en atender las necesidades básicas de la ciudadanía", ha afirmado. 

"¿Para qué gastarse dinero -y mucho- en cosas que no hacen falta?". Ha sido un argumento ampliamente compartido por los grupos de la oposición en el debate de los presupuestos, en el que han recordado que muchas de estas inversiones estrella de anteriores ejercicios -la actuación prevista en Fadricas, por ejemplo- siguen a la espera y sin ejecutarse. Contraponer esas millonarias partidas destinadas a estas actuaciones con la realidad de los ciudadanos en su día a día -los socavones que se repiten en muchas calles y las barriadas que se llevan días a oscuras porque no funcionan las farolas- ha sido una crítica generalizada. "La ciudad está peor, es una impresión que comparte toda La Isla", ha dicho Loaiza. 

Por supuesto, la oposición tampoco ha desaprovechado la oportunidad para señalar la ausencia absoluta de participación ciudadana con la que llegan los primeros presupuestos de la mayoría absoluta de PSOE-Cs y lo lejos que quedan ya aquellas campañas del anterior mandato en las que se celebraban asambleas y se invitaba a los vecinos a votar las inversiones. El portavoz de AxSí, en este sentido, ha ahondado en la curiosa evolución de Patricia Cavada desde los tiempos de la wikiciudad -"cuando estaba en la oposición" y abogaba por una política basada en la participación- para denunciar la "opacidad" del gobierno en la actualidad.

Incluso se ha señalado el debate la enorme contradicción que supone cargarse los presupuestos participativos pero tener toda una área denominada Desarrollo Democrático con tres delegaciones -Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto- cuya utilidad, evidentemente, se ha puesto en duda. 

Por su parte, Podemos ha justificado su voto en contra, a pesar del acuerdo de investidura, en el incumplimiento de prácticamente todas las medidas acordadas con el PSOE en el pasado mes de junio, empezando -ha afirmado Ernesto Díaz- "por su pacto con la nueva derecha que es Cs". 

Desde Vox, Carlos Zambrano ha cuestionado también la legalidad de la partida destinada a hacer frente a controvertida tasa consorcial por el transporte, transferencia y tratamiento de residuos, que considera que por ley tienen que pagar los ciudadanos. Eso sí, aboga también no por subir el IBI -como ha hecho el equipo de gobierno- sino por rebajarlo para evitar que un incremento desemesurado de la presión fiscal de los ciudadanos. 

La socia de gobierno de Cavada, Regla Moreno, ha defendido la propuesta de presupuesto en su calidad de portavoz de Cs aduciendo que "han hecho la tarea" con un drástica reestructuración presupuesaria que se aleja del "continuismo" y que, afirma, "nos permite afrontar nuestros compromisos con la ciudadanía": mejoras en los servicios, limpieza, zonas verdes, la playa, impuslar la economía local...  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios