San Fernando El acuartelamiento de Camposoto se queda sin comedor

  • Los problemas con la Seguridad Social de la empresa responsable del catering impiden la prórroga del servicio y dejan "con raciones de campaña" a más de 800 alumnos

  • Más de una quincena de trabajadores afectados se han concentrado a las puertas del centro  

Concentración de los trabajadores del comedor a las puertas del acuartelamiento de Camposoto. Concentración de los trabajadores del comedor a las puertas del acuartelamiento de Camposoto.

Concentración de los trabajadores del comedor a las puertas del acuartelamiento de Camposoto. / D.C. (San Fernando)

La deuda que la empresa responsable del servicio de catering, Dulcinea Nutrición SL, mantiene con la Seguridad Social ha impedido que entre en vigor la prórroga del contrato y ha dejado sin comedor al acuartelamiento de Camposoto, lo que por el momento ha dejado "a base de raciones de campaña" a los más de 800 aspirantes que actualmente se están instruyendo en este centro docente militar.

Así lo han afirmado esta mañana los trabajadores -un total de 17 personas, entre los que se cuentan fijos y eventuales- que se han concentrado a primera horas a las puertas del centro militar para denunciar la incierta situación laboral a la que se ven abocados nuevamente.  

Ayer se les notificó desde el acuartelamiento que desde hoy no podrian acceder a las instalaciones del acuartelamiento dada la situación en la que se encuentra la empresa, que comenzaba este mismo martes un año de prórroga del contrato suscrito con el Ministerio de Defensa para dar el servicio de comedor. Los problemas de liquidez de la firma, lamentan los trabajadores -cocineros y ayudantes de cocina- se vienen notando desde hace tiempo, había problemas con los proveedores e, incluso, han sufrido retrasos de uno y hasta dos meses en el pago de las nóminas. 

La empresa les asegura que está intentando de resolver el problema pero la plantilla -que ya vivió una situación similar con la empresa Brassica hace unos años- se teme lo peor. De momento, y a la espera de si se soluciona el problema con la empresa Dulcinea o si entra una nueva, en el interior del acuartelamiento se han quedado sin el servicio de catering. "Del comedor, por ahora, se hace cargo directamente Defensa. Han montado sus cocinas, pero de momento están comiendo raciones de campaña", explica Cristina Castilla, representante de los trabajadores. Ahora son 818 alumnos los que se forman en las instalaciones del Centro de Formación de Tropa número dos (CEFOT-2). El curso termina a finales de octubre pero se prevé la llegada de una nueva remesa de aspirantes. 

Sobre este conflicto laboral se ha pronunciado también el portavoz de AxSí, Fran Romero, que ha trasladado su apoyo y solidaridad a los trabajadores al tiempo que ha exigido una solución inmediata al Ministerio de Defensa para evitar la incertidumbre laboral de la plantilla.

En el acuartelamiento que el Ejército de Tierra tiene en Camposoto se emplazan el Centro de Formación de Tropa número dos (CEFOT-2) y el Regimiento de Artillería de Costa número cuatro (RACTA-4).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios