San Fernando | La Casería Al otro lado del paraíso

  • Solares y parcelas convertidos en vertederos se prodigan a escasos metros de las espectaculares vistas de la playa de La Casería 

  • Los vecinos lamentan la pasividad municipal 

Manuel Lebrero, vecino de La Casería, junto a uno de los focos problemáticos en el camino del Reverbero. Manuel Lebrero, vecino de La Casería, junto a uno de los focos problemáticos en el camino del Reverbero.

Manuel Lebrero, vecino de La Casería, junto a uno de los focos problemáticos en el camino del Reverbero. / Román Ríos (San Fernando)

A tan solo unos metros se extiende La Casería y su playa en todo su esplendor, uno de los rincones predilectos de La Isla por sus vistas únicas a la Bahía, un paisaje natural inigualable, idílico y evocador que engancha a propios y extraños.

Pero ese encanto se desvanece rápida y bruscamente a poco que uno se mueva por el barrio para encontrarse con una de las zonas más olvidadas y degradadas de todo San Fernando, donde reina un abandono producto de años de desidia y donde parcelas y solares se han convertido en auténticos vertederos en los que se acumula basura de todo tipo a un tiro de piedra de los lujosos desarrollos urbanos que hace década y media prometían hacer de la zona norte de la ciudad la punta de lanza de una nueva ciudad... Hasta que llegó la crisis y el ladrillo se vino abajo.

Hay de todo: escombros y restos de obra, muebles de cocina usados, tresillos viejos, elecrodomésticos inservibles, botellas de butano, vidrios, ropa, bolsas, cables, chatarra electrónica... La imagen, a tan solo unos metros del paraíso de La Casería y del Parque Natural de la Bahía, es desoladora. 

Una lamentable imagen que se encuentra a escasos metros de la playa de La Casería. Una lamentable imagen que se encuentra a escasos metros de la playa de La Casería.

Una lamentable imagen que se encuentra a escasos metros de la playa de La Casería. / Román Ríos (San Fernando)

La basura se acumula día tras día en distintos puntos mientras los vecinos denuncian la pasividad municipal. "Por aquí han pasado políticos de todos los partidos y todos se han escandalizado de cómo estaba esto de basura, pero ninguno ha hecho nada por solucionarlo", afirma uno de ellos, Manuel Lebrero. Vive en el camino del Reverbero, junto a uno de los focos más conflictivos: una parcela privada de grandes dimensiones que actualmente está en manos de varios herederos y en la que la acumulación de desechos y basura ha llegado a una situación insostenible, especialmente en verano y con las altas temperaturas, que han llevado a que inevitablemente proliferen por la zona ratas e insectos y a que el peligro de incendios –el último ocurrió hace dos semanas– se multiplique.

Afirma, con los papeles en la mano, que lleva dos años a la espera de una reunión con la alcaldesa para exponerle personalmente la penosa situación en la que se encuentra la zona. Es necesario y urgente que el Ayuntamiento tome de una vez cartas en el asunto, asegura. Hasta ahora, sin embargo, no ha tenido respuesta. "Es que no les importa La Casería", lamenta refiriéndose al Consistorio. "Lo que pasa aquí no se ve en ninguna otra parte de San Fernando".

Escombros y muebles inservibles apilados en uno de los focos más conflictivos de La Casería, junto a la playa. Escombros y muebles inservibles apilados en uno de los focos más conflictivos de La Casería, junto a la playa.

Escombros y muebles inservibles apilados en uno de los focos más conflictivos de La Casería, junto a la playa. / Román Ríos (San Fernando)

Es cierto –admite– que el foco que denuncia radica en una parcela privada, "pero el Ayuntamiento tiene medios para forzar a la propiedad o, de lo contrario, para tomar medidas por sí mismo". Lo que no entiende es que después de tantas quejas y denuncias y de tanto tiempo transcurrido aún no se haya hecho nada desde el Consistorio para poner remedio al problema. "Ni siquiera se ha puesto un cartel que recuerde que está prohibido arrojar basura".

Además, advierte, no se trata solo de basura. Hay contenedores rotos que no se han cambiado a pesar de que ha solicitado su reposición en varias ocasiones, maleza sin desbrozar, calles que piden a gritos un arreglo... "Y eso –puntualiza este vecino– sí que es municipal".

Otra parcela convertida en un vertedero, en el camino del Reverbero. Otra parcela convertida en un vertedero, en el camino del Reverbero.

Otra parcela convertida en un vertedero, en el camino del Reverbero. / Román Ríos (San Fernando)

Y lo cierto es que el vertedero del camino del Reverbero no es un foco aislado en La Casería. Imágenes similares se encuentran sin tener que buscar demasiado tanto hacia un lado como hacia otro de la playa, hacia los polvorines de Fadricas y hacia el cementerio de San Carlos y las ruinas de la antigua factoría FSC. Los solares y parcelas convertidos en vertederos se han convertido en uno de los principales problemas que aqueja ahora al barrio de La Casería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios