San Fernando

El PP de San Fernando exige explicaciones a Cavada por el "cambio estético" que ha llevado a perder el mobiliario original de la Biblioteca Lobo

  • De Alba pide a la regidora que explique dónde se encuentran las estanterías del siglo XIX 

La antigua Biblioteca Lobo, en la imagen difundida por el PP isleño.

La antigua Biblioteca Lobo, en la imagen difundida por el PP isleño. / PP San Fernando

Tras la polémica desatada por la reubicación de la Biblioteca Lobo, el PP de San Fernando ha presentado en el Registro Municipal sendas preguntas dirigidas a la alcaldesa, la socialista Patricia Cavada, en las que pregunta por el "cambio estético que se le ha imprimido a la histórica biblioteca sustituyendo las antiguas estanterías por unos muebles funcionales". 

La concejala popular María José de Alba pide también a la regidora que explique dónde se encuentra el mobiliario original de la Biblioteca Lobo, que no se ha recuperado con las obras de rehabilitación del Ayuntamiento.

Este "cambio de estilo" -dice el PP isleño en un comunicado- a causado "un gran descontento" entre la ciudadanía,  "que ha mostrado su abierto rechazo a la nueva imagen que presenta uno de los emblemas culturales de la ciudad". 

"Desconocemos el criterio y la motivación que se ha seguido para desvincular de su espacio en el edificio del Ayuntamiento a la Biblioteca Lobo, pero lo que mas nos sorprende es el cambio del mobiliario histórico por otro que nada tiene que ver con el valioso contenido que encierra nuestra biblioteca. Queremos saber los motivos de este cambio, que afecta a la fisonomía de todo el espacio, y exigimos conocer el destino que ha seguido el mobiliario original", ha señalado De Alba.

"Las estanterías, mesa, lámparas y resto de mobiliario que integraban la Biblioteca Lobo, datan, en la mayoría de los casos, de finales del siglo XIX. Las librerías fueron construidas a medida para alojar los 2.527 volúmenes con los que ya contaba en aquella época", explica el PP. "Si importante es el contenido de la Biblioteca, el continente dotaba a ese espacio de una seña de identidad propia que sobrevivió a guerras, cambios de regímenes y muchas generaciones. También formaba parte de la historia de La Isla y del patrimonio de los isleños, de ahí nuestro interés por conocer su paradero", concluye. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios