feria del carmen y de la sal 2014

Una Feria de sabores propios

  • La Feria presenta un escenario perfecto para disfrutar de los sabores tradicionales y autóctonos de La Isla Pepe Oneto, cocinero 'cañaílla' presta su consejo para sacar provecho culinario de las fiestas

En esta Feria del Carmen cuando el paladar isleño se encuentre perdido y no atine a la hora de pedir, Pepe Oneto, afamado cocinero cañaílla, recomienda decantarse por una tortillita de camarones o unos buenos fideos con caballa, antes que por las aburridas hamburguesas o una tortilla de patatas. Éste es uno de los muchos consejos que ofrece a sus paisanos para poder guiarse en un entorno tan diverso de sabores.

Propone preservar para nuestro gusto la esencia de la comida isleña con pescado y marisco y desviarse del camino de la mar sólo para degustar guisos tan particulares de nuestra zona como los huevos de fraile y la carne al toro, que recuerda surgió de las tardes de toros tan propias de estas fiestas.

Este sabio conocedor de los fogones de la bahía recomienda a los isleños que no olviden que deben ser los primeros en apostar por lo autóctono y lo tradicional y dejar en un segundo plano lo monótono y común de todas las ferias. Tampoco conviene olvidar que platos tan típicos de estos festejos populares como los pinchitos morunos, ganaron repercusión gracias a personajes como el corneta, feriante recordado por ser especialista de su preparación en feria.

Otro consejo que debe llevar a rajatabla el gourtmet isleño es el de que la cantidad no influye en la calidad. Estas fechas nos presentan la excusa perfecta para disfrutar de la perfecta mezcolanza de sabores de la que goza La Isla, por ello, dado a elegir debemos huir de los quitahambres, fuentes gigantescas para toda la familia y preferir siempre el encanto de un platito de plástico para dos.

Cuando a este chef isleño se le pregunta sobre la evolución de su Feria en los últimos tiempos, no puede evitar ponerse nostálgico y recordar con añoranza el Grupo Empresa Bazán, caseta mítica de su niñez que fue referente de la comida tradicional de La Isla. Aun así, reconoce y valora que la mayoría de los cambios que ha experimentado la Feria desde el punto de vista del diseño y la presentación de los platos es positivo. Cambios que forman parte de un proceso de transformación natural en la que intervienen los jóvenes empresarios isleños de la restauración y el surgimiento de nuevos locales de alto nivel gastronómico que están llamados, por su calidad, a ser un referente culinario nacional.

Remontándonos a los orígines de la comida feriante, se puede decir que la Feria ha influido a la comida tanto como la propia gastronomía isleña ha influido a la Feria. Hasta el punto de que no se puede entender la historia de platos como el bienmesabe o las mismas tortillitas de camarones sin la Feria o sin los cines verano.

Para disfrutar también en casa de la típica cocina de feria la recomendación es hacer gazpacho, bebida tan nutritiva como refrigerante, e intentar preservar platos tan arraigados de la tierra y en peligro de extinción como las panizas. De fácil preparación y que guarda con el resto de platos típicos de la Feria un común denominador es la fritura. Ésa que sólo se conoce en La Isla es el punto que marca la diferencia de nuestra cocina con la del resto de Andalucía y es que ya puede ser por el punto de temperatura o por el tipo de aceite de oliva, según proclama este isleño con orgullo, "como en la Isla no se fríe el pescado en ningún otro sitio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios