San Fernando

Costas tumba el uso para la industria digital del Parque de la Historia y el Mar

  • La alcaldesa advierte de que el Ministerio se "extralimita" en sus competencias. También ha informado de manera desfavorable a la línea entre la subestación eléctrica de Janer y Bahía Sur

Instalaciones del Parque de la Historia y el Mar, en Puente de Hierro. Instalaciones del Parque de la Historia y el Mar, en Puente de Hierro.

Instalaciones del Parque de la Historia y el Mar, en Puente de Hierro. / román ríos

Comentarios 1

El Ayuntamiento de San Fernando ha recibido dos informes desfavorables que paralizan dos temas importantes para la ciudad: el proyecto de industrias digitales, conocido como El Barco, en el Parque de la Historia y del Mar y la instalación de la línea que unirá la futura subestación eléctrica de Janer, que dará servicio entre otras cosas al tranvía, y la actual subestación de Bahía Sur. La alcaldesa, Patricia Cavada, daba cuenta ayer de estos reveses después de los intentos infructuosos de comunicarse con la Dirección General de Costas a lo largo de la última semana. "Quiero mostrar nuestra indignación y dolor porque es un ataque a la ciudad", expresó la regidora, que expuso la situación y dejó claro que el Ministerio se "extralimita en sus competencias", además de posicionarse fuera del plazo legal en el caso de la línea eléctrica.

La dirigente socialista espera poder resolver esta situación -que achaca a "intereses políticos que van en contra de la ciudad"- con "soluciones administrativas". De hecho, reiteró en varias ocasiones durante su comparecencia que no quiere una batalla política. "Sólo quiero rigor técnico y lealtad institucional", puntualizó. Por eso, a pesar de considerar que la Administración Local y la Autonómica tienen razón en ambas cuestiones, prefiere "andar con pies de plomo" a la hora de dar el siguiente paso. Se refiere a que valorará, en función de las reuniones que mantenga con Costas y de lo que transmitan los servicios jurídicos municipales, cuál es el posicionamiento del Ayuntamiento. "No quiero que un tercero nos derive a un procedimiento judicial, en el que se pueda ver involucrado algún funcionario o concejal", reconoció. Esa deriva judicial perjudicaría a su modo de ver a la ciudad, cuando su deseo es que esta situación se resuelva lo antes posible para avanzar en ambos proyectos.

Dos meses, asegura Cavada, tenía Costas para emitir informe sobre la nueva concesión a la Junta de Andalucía sobre el tramo de dominio público marítimo terrestre por donde se proyecta la conducción eléctrica entre Janer y Bahía Sur. "La Junta hace informe para Costas en mayo de 2016 y la obligación de responder es de dos meses, fuera de ese periodo se puede continuar con la tramitación. El informe contrario es de noviembre de 2017", detalla. La Demarcación de Costas había remitido informe a Madrid en mayo de 2017. Esto, critica, supone un paro importante para el tranvía pero sobre todo para el desarrollo industrial de la ciudad. Hay que recordar que esta actuación ya está adjudicada por parte de la Administración Andaluza. El proyecto contempla el aprovechamiento de una vía pecuaria para tirar la conducción eléctrica, usando parte del carril bici que se hizo en las inmediaciones de Bahía Sur no hace tanto tiempo. "Está aprobada la ocupación de la vía pecuaria, tiene informe favorable para poder pasar la línea por debajo de la CA-33 y para cruzar la vía del tren y cuando ya está adjudicada la obra Costas boicotea esta actuación", lamentó.

La acción de Costas torpedea también, a juicio del equipo de gobierno, su apuesta por el cambio de modelo económico, que planteaba con proyectos como el de industrias digitales en el Parque de la Historia y del Mar. Costas debía calcular el canon para esta futura actividad, sin embargo su respuesta ha sido, lejos de fijar esa cifra, que el uso contemplado no es compatible con la concesión demanial del espacio. "Alega que no es compatible pero da opción a hacer una modificación sustancial", apunta Cavada sobre la incongruencia de la forma de actuar de este organismo del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Pero, además, recuerda que esa modificación sustancial se refiere a casos en que los usos nuevos superan el 10% de la concesión, cosa que deja claro no sucede en este caso. "Se da un uso al edificio que no estaba especificado en la concesión; el resto de elementos siguen: los aparcamientos, la recuperación de esteros, los embarcaderos, la terraza, el paseo por el caño, las rampas. Se mantiene ese fomento del medio natural y se vincula a una nueva actividad", sostiene. "El acuario se construyó después de la concesión", matiza para incidir en esta idea y desechar el argumento de que no responde con la actividad prevista para el Parque. De cualquier modo, insiste, el edificio sólo supone unos 2.000 de los 24.500 metros cuadrados que ocupa en dominio público marítimo terrestre el Parque de la Historia y el Mar por lo que "no se sobrepasaría el mencionado 10% de límite si fuera el caso".

La dirigente socialista mostraba su malestar por esta postura de Costas, más cuando "se extralimita en sus competencias" porque es la Consejería de Medio Ambiente la que debe pronunciarse al respecto y había informado de manera favorable. La regidora defiende que han seguido el procedimiento administrativo establecido: definir el uso, redactar el proyecto, cuando fuera a hacerse la intervención comunicar el replanteo a la Junta de Andalucía y solicitar al Estado que calculara un nuevo canon "puesto que se decidía un uso con una repercusión económica que derivaba en un coste mayor por utilizar este espacio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios