San Fernando

Coronavirus en San Fernando: Tantas ganas como dudas entre el comercio y la hostelería ante la reapertura

  • Incertidumbre ante la falta de concreción de las medidas que acompañarán a la desescalada y las restricciones, que condicionan la viabilidad de numerosos establecimientos

La calle San Rafael, una de las principales vías comerciales de San Fernando, durante el estado de alarma. La calle San Rafael, una de las principales vías comerciales de San Fernando, durante el estado de alarma.

La calle San Rafael, una de las principales vías comerciales de San Fernando, durante el estado de alarma. / Román Ríos (San Fernando)

"Todo el mundo lo está esperando", ha afirmado el presidente de la Asociación de Comerciantes de San Fernando (Acosafe), Manuel Luna, al referirse al regreso de la actividad a partir del próximo día 11 que permite la desescalada anunciada por el Gobierno de España. 

Pero lo cierto es que hay tantas ganas de volver a abrir como dudas sobre cómo afrontar esta reapertura. "Falta más definición para encarar la Fase I desde el comercio, sostiene Acosafe -desde donde se gestiona también el Centro Comercial Abierto- al referirse no solo a cuestiones como la limpieza y desinfección del local, su periodicidad o el trato con los clientes, sino también a situaciones de lo más común que pueden llegar a presentarse: "¿Qué pasa con los probadores?, ¿Qué pasa si en un textil alguien se prueba un traje? ¿Y en una zapatería?". 

Acosafe echa en falta una exhaustiva regulación que, mas allá de las cuestiones genéricas, establezca normas particularizadas por sectores. "Hay que regular cuanto antes y hacerlo de manera muy clara", afirma Luna, que es también presidente de la Federación de Comerciantes de la provincia (FEDECO). 

Tampoco, aclara, se ha concretado cómo debe afrontarse la adaptación de los locales, si por ejemplo hay que instalar mamparas de protección o adoptar otras medidas de protección y prevención de posibles contagios. "Y para ello hay también que dar tiempo a los comercios para que puedan afrontar esa adaptación", advierte el presidente de Acosafe. 

¿Y las terrazas pequeñas, que son mayoría, qué hacen?

Después de dos meses de obligado cierre, los hosteleros de San Fernando esperaban con ganas las medidas de la desescalada anunciadas por el Gobierno de España, que en principio les permitirán recuperar parcialmente su actividad a partir del próximo 11 de mayo con la apertura de las terrazas. No obstante, hay muchas dudas y una gran incertidumbre en el sector.

"Hay muchas cosas que concretar todavía", apunta el presidente de la Asociación de Hostelería y Turismo de San Fernando (Asihtur), Antonio Víctor Páez, que confía en que en los próximos días se vaya concretando ese regreso parcial de la actividad. "Aún no sabemos cómo se va a hacer todo esto", precisa. Ni tampoco cómo se van a llevar a la práctica esas restricciones. 

La apertura de las terrazas, según las directrices fijadas por el Gobierno, se limitará al 30%, lo que para muchos negocios -todos aquellos negocios pequeños con solo unas pocas mesas- supone una restricción difícil de asumir de cara al retorno de la actividad al condicionar seriamente la rentabilidad del establecimiento. "¿Qué haces si tienes una pequeña terraza con solo seis o siete mesas?", apuntan desde la asociación de hosteleros.

Hay además un gran número de locales que tendrá que esperar a la fase II para reabrir al carecer de terrazas. Y aún así, señalan, limitar a un tercio el aforo no compensará en muchos casos dado que las dimensiones de los locales suelen, por regla general, ser medianas o pequeñas en la localidad.

Además se cuenta con la lógica reticencia de los ciudadanos a acudir a estos establecimientos hasta que la situación no se normalice completamente, así que ni de lejos se cuenta con recuperar la actividad económica habitual del negocio hasta que pase mucho tiempo. 

Sin embargo, reabrir supone evidentemente un gasto que difícilmente se verá compensado dadas las restricciones que habrá que adoptar. 

Desde Asihtur se espera que estas medidas se concreten en los próximos días y se apela también a una mayor flexibilidad de las ordenanzas municipales que regulan las terrazas para poner en práctica las nuevas normas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios